www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

relaciones EEUU-ESpaña

Obama habló ayer con nueve dirigentes mundiales, pero no con Zapatero

viernes 07 de noviembre de 2008, 13:59h
Obama devolvió las llamadas que le habían hecho el primer ministro británico, Gordon Brown, el presidente francés, Nicolas Sarkozy, y la canciller alemana, Angela Merkel, países todos ellos miembros del G-8 y socios estratégicos de Estados Unidos.

Según anunció anoche su portavoz Stephanie Cutter en un comunicado, el presidente electo también habló con el primer ministro australiano, Kevin Rudd, el canadiense, Stephen Harper, el israelí, Ehud Olmert, y el japonés, Taro Aso, así como con los presidentes de México, Felipe Calderón, y de Corea del Sur, Lee Myun Back. Todos estos países participarán en la cita de Washington de la próxima semana.

Obama "les agradeció que le hubieran llamado para expresarle sus felicitaciones por su elección esta semana". En principio, no está previsto que Obama participe en la cumbre de Washington, de la que será anfitrión el presidente saliente, George W. Bush, si bien no se descarta que pueda tener algún encuentro con los asistentes e incluso contactos bilaterales con algunos de ellos.

Además, de Zapatero, destaca el hecho de que Obama no conversara con el presidente ruso, Dimitri Medvedev, quien el miércoles lanzó una seria advertencia al próximo presidente estadounidense al anunciar que Rusia instalará misiles en su enclave de Kaliningrado para contrarrestar el escudo antimisiles que Estados Unidos prevé desplegar en Polonia y República Checa.

Obama tampoco habló con el primer ministro italiano, Silvio Berlusconi, cuyo país, al igual que Rusia es miembro del G-8. Berlusconi hizo ayer unas polémicas declaraciones precisamente desde Moscú, donde se reunió con Medvedev, asegurando a éste que será fácil entenderse con el próximo inquilino de la Casa Blanca porque es "joven, guapo y bronceado".

Media hora al teléfono con Sarkozy
El presidente francés, Nicolas Sarkozy, mantuvo ayer una conversación telefónica de 30 minutos con el presidente electo de Estados Unidos, Barack Obama, a quien le felicitó personalmente por su "brillante victoria", según informa el Elíseo.

La conversación giró en torno a los grandes asuntos internacionales y, en particular, sobre la crisis financiera. "En el curso de este encuentro extremadamente caluroso, los dos dirigentes han acordado verse en un futuro bastante próximo", agrega la presidencia francesa.

En el mensaje enviado a Obama tras conocerse su victoria en los comicios estadounidenses celebrados el pasado 4 de noviembre, Sarkzoy puso de relieve la "inmensa esperanza" que generaba en Francia, Europa y el resto del mundo. El mandatario galo recibió a Obama en el Elíseo el pasado 25 de julio, durante una gira por Reino Unido, Alemania y Francia del entonces candidato a la Casa Blanca.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de El Imparcial

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.