www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

Los partidos proclaman su respaldo a los empresarios vascos en el Congreso

Los trabajadores de Uría dicen que Eta quiere condicionar sus decisiones

jueves 04 de diciembre de 2008, 10:11h
Miles de ciudadanos han expresado su repulsa a Eta por el asesinato del empresario vasco Ignacio Uría en Azpeitia (Guipúzcoa) en las concentraciones silenciosas celebradas este mediodía en numerosos ayuntamientos de toda España, así como en el Congreso, en el Senado y en diversas instituciones autonómicas.

El acto más simbólico ha sido el celebrado ante el consistorio de Azpeitia, en el que ha participado un millar de personas, entre ellas, trabajadores de la empresa Altuna y Uría que dirigía el fallecido; el lehendakari, Juan José Ibarretxe; varios de sus consejeros y representantes de los partidos democráticos y de colectivos empresariales.

El Congreso también ha reunido a miembros de todas las fuerzas políticas, que han guardado cinco minutos de silencio encabezados por el presidente de la Cámara, José Bono. Una de las concentraciones más numerosas ha sido la convocada en el Senado, donde han tomado parte alrededor de 400 personas entre senadores y ciudadanos que han acudido a visitar la Cámara Alta con motivo de las jornadas de puertas abiertas.

Los trabajadores de Uría se concentran en repulsa por el atentato
El nuevo secretario general del sindicato ELA, Adolfo Muñoz, ha asegurado en Azpeitia (Guipúzcoa) que los trabajadores vascos no necesitan "para nada" a la organización terrorista Eta. Muñoz ha encabezado una concentración de repulsa por el atentado convocada por ELA ante la sede de la empresa constructora Altuna y Uría, y ha explicado a los periodistas que su central sindical desea "condenar y denunciar la vulneración de un derecho como es la vida" que cometió ayer Eta.



"Para nuestra actividad sindical, bien sea social y política, los trabajadores no necesitamos para nada a Eta. Nos estorba, nos hace daño y quiere condicionar nuestras opiniones y decisiones", ha señalado. Ha rechazado que la organización terrorista actúe en nombre de los trabajadores, tras lo que ha asegurado que ELA representa "parcialmente" la voz de la clase obrera y está "absolutamente en contra de lo que Eta cometió ayer en este mismo lugar". Tras advertir a la organización terrorista de que no "condicionará" las posiciones de los trabajadores, Muñoz ha recordado que ELA "antes de este atentado y siempre ha defendido las ideas y opiniones de manera civil y democrática".

Los partidos reafirman su respaldo a los empresarios vascos frente a Eta
Los dirigentes de partidos políticos y fuerzas sociales reunidos en el Congreso han proclamado hoy en una declaración pública su respaldo a los empresarios vascos ante el acoso de Eta y han reiterado su compromiso de combatir el terrorismo con "coraje y fortaleza democrática".

El texto -leído por el portavoz socialista, José Antonio Alonso- expresa la repulsa de los asistentes por el "cruel y cobarde" asesinato del empresario vasco Ignacio Uria, un crimen que "nada ni nadie puede justificar", y hace explícita la unidad y firmeza de todos ellos frente al terrorismo. Han suscrito el documento todos los partidos políticos con representación parlamentaria -PSOE, PP, CiU, PNV, ERC, IU, ICV, BNG, CC, UPyD, Na-Bai y UPN-, así como las organizaciones empresariales CEOE y CEPYME y los sindicatos CCOO, UGT y USO. La declaración, de cinco párrafos, remarca que Eta asesinó ayer a Uria "por el mero hecho de ser un trabajador y un empresario", y expresa las condolencias de los firmantes a su familia y amigos.

La policía busca a los autores
Los autores del atentado perpetrado ayer tarde en Azpeitia (Guipúzcoa) son dos varones de unos 30 años, que dispararon tres tiros contra el empresario Ignacio Uría, según ha informado el departamento vasco de Interior. Las mismas fuentes han precisado que al menos uno de los disparos impactó en la cabeza de Ignacio Uría y le provocó la muerte en el lugar del atentado.

La policía busca a dos personas como presuntos autores del asesinato en la localidad guipuzcoana de Azpeitia del empresario vasco. Las primeras investigaciones apuntan a un comando itinerante que actuaría por todo el País Vasco. Por ello se llega a pensar en la posibilidad de que los pistoleros de Uría, también fueran los autores de la furgoneta bomba en la Universidad de Navarra. Asimismo, la policía vasca, gracias a las pruebas de balística, ha comprobado que la pistola utilizada para acabar con la vida de Uría no es la misma que la empleada en el asesinato del ex concejal socialista de la localidad guipuzcoana de Arrasate Isaías Carrasco el pasado 7 de marzo.

Fuentes de la lucha antiterrorista han asegurado que, tras el análisis de los tres casquillos encontrados en el aparcamiento de Azpeitia, donde fue tiroteado el empresario, se concluye que no fueron disparados por el mismo arma. Los tres casquillos son también de la marca 9 milímetros Parabéllum, la misma munición utilizada en el atentado de Arrasate, donde se encontraron cinco proyectiles de este mismo modelo. El "modus operandi" de ambos asesinatos fue muy similar: un pistolero fue el encargado de tirotear a las víctimas, ninguna de ellas llevaba escolta, tenían costumbres rutinarias y los dos atentados se produjeron en torno a la una de la tarde y cerca de los domicilios de las víctimas.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de El Imparcial

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.