www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

Indignación, aceptación, humanidad

Lucía Nieto
x
lnietoelimparciales/7/1/7/19
martes 16 de diciembre de 2008, 21:33h
El pasado 26 de octubre el diputado colombiano en poder de las FARC desde hacía 8 años, Oscar Tulio Lizcano, logró la libertad con la complicidad benéfica de su carcelero, que no secuestrador, Wilson Bueno Largo, guerrillero conocido con el alias de “Isaza” y, efectivamente, “bueno” como su apellido lo anuncia y el acto heroico que realizó lo confirma.

En ese momento se celebró la noticia, como era de esperarse. Y, también, como era de esperarse, muy pronto fue objeto de apropiación por parte del gobierno de Uribe y, con el objeto de sacar el mayor provecho político posible de la situación, es presentado como un logro de su política de aniquilación de las FARC. Acto público de reconocimiento, presencia de las más altas autoridades del Estado Colombiano, el mismo Presidente recibe al secuestrado y a su captor-desertor arrepentido. Destaca la actitud del valiente guerrillero y promete premiarla.

Han pasado 6 semanas desde este evento hasta el 10 de diciembre pasado, que vemos a Wilson y a su novia, abordar un avión de la compañía Air France con destino a Paris. Nuestro guerrillero arrepentido y valiente, recibe el perdón de la justicia, el apoyo del gobierno nacional, el respaldo de la Comunidad Internacional en cabeza del gobierno francés, a través de un visado de estudio y trabajo y, cerca de 350.000 euros de recompensa por su acto.

Sumado a todo esto Uribe decide hacer de la situación una política para estimular la deserción y facilitar una “tercera vía” para el logro de la libertad de los secuestrados y, anuncia formalmente, que en adelante los guerrilleros que liberen secuestrados recibirán dinero y libertad, siempre y cuando “primer requisito, abandonar la guerrilla y, segundo requisito, traer consigo los secuestrados y liberarlos”.

Mucho hay en esta situación que puede ser objeto de análisis, pueden tratarse aspectos éticos, morales, jurídicos, políticos y sociales. Mis compatriotas se debaten entre la indignación y la aceptación. Yo les invito a hacer un análisis más sencillo y a la vez más complejo, a tratar de llegar a comprender el acto de humanidad de este joven, y para ello bastará con colocarnos un minuto dentro de ese ser, vivir su situación, sus sentimientos y tratar de comprender la vida de este joven guerrillero, solo así advertiremos que se trata realmente de un acto heroico y valiente.

Lucía Nieto

Investigadora de la Fundación Ortega y Gasset

Lucía Nieto es investigadora de la Fundación Ortega y Gasset.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios