www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

HABLA EL REY

miércoles 24 de diciembre de 2008, 21:13h
Lo más importante del discurso navideño del Rey es la continuidad. Hace 33 años, Don Juan Carlos habló por vez primera a la nación, antes de que las familias españolas iniciaran la cena de Nochebuena. Año tras año, ha venido haciendo lo mismo, para analizar desde la concordia, desde la conciliación, desde la prudencia, desde la moderación, los acontecimientos positivos, que han sido muchos, y también los negativos, que no han sido pocos. La palabra del Rey se ha elevado siempre por encima de los partidos políticos y las posturas encontradas, para reproducir el ánimo común del ciudadano medio.

Acaba de concluir su discurso en televisión, cuando redacto estas líneas. El Rey ha subrayado los éxitos españoles en los más diversos sectores de la vida española. 2008 ha sido un año sobresaliente para nuestro deporte y nuestra cultura. Y ha medido muy bien sus palabras sobre la crisis económica, con invitación clara a que arrimemos todos el hombro para superar una situación que se prolongará muchos meses.
No podía ser de otra forma. Juan Carlos I es un Rey constitucional que no se ha apartado un ápice del estricto cumplimiento de la Constitución. En ella, el pueblo español, a través de la voluntad general libremente expresada, le despojó de todos los poderes heredados de la dictadura y le exigió que cumpliera, además de la representación de la nación y la jefatura de las Fuerzas Armadas, con las funciones de arbitraje y moderación. En su discurso de este año, el Rey se ha esforzado por moderar posiciones con el fin de hacer más viable la estabilidad de España. También su unidad. Algunos creen que Don Juan Carlos debería mojarse más. Yo no. A mí me parece que hace lo que debe hacer y en la debida proporción. Su discurso de este año ha sido un modelo de equilibrio, dentro de las funciones que la Constitucón atribuye al Monarca para que cumpla con la voluntad popular. La soberanía nacional no reside en el Rey sino en el pueblo. Y Don Juan Carlos se esfuerza, año tras año, en que la Corona cumpla el papel que le corresponde al servicio del pueblo español.

Luis María ANSON

de la Real Academia Española

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+
0 comentarios