www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

¿Habrá un zapatazo para Zapatero?

miércoles 04 de febrero de 2009, 21:39h
Lo pregunto, claro, en sentido figurado, porque siempre he sido contraria a la violencia, incluso a la leve, como la del lanzamiento de zapatos que ahora se ha puesto de moda después de que George Bush esquivara los que le lanzó un periodista iraquí y que esta misma semana se puso en práctica contra el primer ministro chino Wen Jiabao en la Universidad de Cambridge.

Lo que, por desgracia, va quedando cada vez más claro es que en la gestión de la grave crisis, desde luego, Zapatero y su Gobierno no paran de hacer méritos para que, al final, algún ciudadano frustrado le lance algo más que unas alpargatas. Por supuesto, siempre será mejor esto a que cunda entre los pequeños empresarios la terrorífica idea de andar por ahí con bidones de gasolina amenazando con prenderse en llamas si el moroso, ayuntamiento o no, rechaza pagar lo que le debe, como último recurso para salvar lo que queda de su pequeña empresa, modesta sí, pero que, si cierra, dejara en la cola del paro a más personas, en un interminable y sangriento goteo que repercute en toda la sociedad española

En un panorama mundial de grandes medidas políticas para atajar la crisis, la ineptitud del Gobierno español queda, aún más, en evidencia. Sinceramente, si no saben, por lo menos, que copien a los que sí tienen idea. Y, sobre todo, que lo hagan ya, porque en un momento como este de poco vale la demagogia. Sólo para perder el tiempo pensando en lo único que realmente les preocupa: las próximas elecciones. Es vergonzoso que el presidente sí se atreva a utilizar sonoras palabras durante un mitin, amenazando con poner firme a la banca para que utilice el dinero público que le han dado en conceder créditos, y luego se reúna con los banqueros sin conseguir nada concreto. De verdad, díganme, si lo saben, de qué demonios están hechos los políticos españoles que ahora nos gobiernan.

Luis Valero, Director General de la Asociación Española de Fabricantes de Automóviles, decía con pesadumbre estos días que les están ayudando más Merkel y Sarkozy que Zapatero. No cabe duda, porque a pesar de que España es el tercer país productor de automóviles, en nuestro país no se han aprobado medidas de ayudas directas a la compra de un automóvil, en línea Plan Renove, para dinamizar este sector con el que se ha ensañado especialmente la crisis, y al que afecta, con violencia, igual que a un frágil castillo de naipes, desde las multinacionales a las empresas auxiliares encargadas de fabricar los neumáticos, los espejos, las cerraduras o los faros, y a las situadas al principio de la cadena, que suministran los materiales con que fabricar los citados componentes. Con un desplome en enero del 41,6% respecto al mismo mes de 2008, la situación se ha vuelto trágica. Las citadas ayudas, que ya están vigentes en Alemania (2.500 euros), Francia (1.000), Austria (1.500), Italia (1.500) Rumania (1.000) y Portugal (1.250), no han llegado a nuestro país, a pesar de la insistencia de los representantes empresariales de esta importante industria, que consideran como la medida más eficaz la supresión del impuesto de matriculación que no existe en otros mercados y respecto de la cual algunas Comunidades Autónomas ya han mostrado su disposición.

Sin embargo, pasa el tiempo y no se toman medidas distintas de las de seguir favoreciendo a la banca y a los ayuntamientos, en vez de a las PYMES y a los autónomos, los únicos realmente capaces de crear puestos de trabajo y, sobre todo, de conservar los ya existentes.

Alicia Huerta

Escritora

ALICIA HUERTA es escritora, abogado y pintora

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (3)    No(0)

+
0 comentarios