www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

Gira diplomática

Castro culmina su viaje a Argelia, y acota que los dos países "tienen mucho en común"

lunes 09 de febrero de 2009, 07:56h
El presidente cubano, Raúl Castro, y su homólogo argelino, Abdelaziz Buteflika, acordaron reforzar las que calificaron de "claras y muy fuertes" relaciones bilaterales entre ambos países y ampliarlas a otros sectores de cooperación.

En una entrevista de cerca de una hora y media en el Palacio Presidencial de Argel, los dos mandatarios hicieron balance del estado de las relaciones entre el país latinoamericano y el magrebí, que mantienen históricos lazos de cooperación desde hace décadas. Tras la reunión, Castro señaló que las "claras y muy fuertes" relaciones entre Cuba y Argelia "no sólo se han mantenido, sino que se han reforzado con el tiempo".

El presidente cubano destacó que ambos países "tienen muchos puntos en común" sobre las cuestiones de actualidad nacionales e internacionales y que su encuentro con Buteflika sirvió para "analizar las cuestiones de interés común, especialmente en el terreno de los intercambios comerciales y económicos". "Debemos continuar nuestros esfuerzos cooperando en otros sectores", afirmó tras destacar la intensa cooperación de su país con Argelia en el campo de la sanidad.

En este sentido, anunció que una empresa mixta argelino-cubana especializada en la fabricación de vacunas entrará próximamente en funcionamiento. El pasado abril Cuba abrió un hospital oftalmológico, el primero de este tipo en África, en la provincia argelia de Djelfa, que ha atendido desde entonces a casi 30.000 pacientes.

Este año está prevista la inauguración de tres clínicas similares en el sur del país, mientras que otras tres se encuentran en fase de estudio.
Más de 120 médicos cubanos trabajan actualmente en once provincias argelinas, principalmente pediatras, ginecólogos, reumatólogos y oftalmólogos.

Pero, además de la cooperación sanitaria, Cuba y Argelia persiguen reforzar su colaboración en el ámbito agrícola, pesquero, educativo, tecnológico, energético y comercial. El diario argelino "El Mudjahid", órgano oficial del Gobierno, calificó hoy las relaciones entre ambos países de "modelo de cooperación Sur-Sur" y de "ejemplo de los más edificantes en el nuevo proceso de mutación de las economías mundiales".

Castro visitó hoy el Santuario de los Mártires de la Independencia argelina donde, tras pasar revista a un destacamento de la Guardia Republicana, depositó una corona de flores ante la estela que recuerda a las víctimas de la guerra de secesión contra Francia (1954-1962) y guardó un minuto de silencio en su memoria. Después recorrió el Museo de los Mudjahid (Combatientes), en el que se exhiben fotografías, escenas y objetos de la guerra de independencia.

El mandatario cubano, que llegó el sábado a Argel para una visita oficial de tres días, se trasladó posteriormente al Palacio Presidencial donde se reunió a solas con Buteflika, una reunión que se amplio más tarde al resto de delegaciones.

Acompañan a Castro en su viaje a Argelia el ministro de Exteriores, Felipe Pérez Roque, el de Informática y Comunicaciones, Ramiro Valdés Menéndez, el de Inversión Extranjera, Rodrigo Malmierca Díaz, y el viceministro primero de las Fuerzas Armadas, Leopoldo Cintra Frías. Por parte argelina participaron en los contactos, entre otros, los ministros de Exteriores, Mourad Medelci, de Finanzas, Karim Djoudi, de Comercio, Hachemi Djabub y de Sanidad, Hamid Besalah.

Buteflika ofreció un almuerzo en el Palacio del Pueblo a la delegación cubana junto a varios miembros de su Gobierno y a representantes del cuerpo diplomático acreditado en Argel. Castro recibió además en el Palacio de Zeralda -donde se alojan habitualmente los dirigentes extranjeros- al primer ministro argelino, Ahmed Ouyahia, y a los presidentes de la Asamblea Nacional (Congreso), Abdelaziz Ziari, y del Consejo de la Nación (Senado) Abdelkader Bensalah. La delegación cubana asistió en la noche a una cena ofrecida por el presidente del Consejo de la Nación.