www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

Aires nuevos en Justicia

jueves 26 de marzo de 2009, 22:41h
La Audiencia Nacional ya tiene nuevo presidente. Se trata del magistrado del Tribunal Supremo Angel Juanes, con más de 30 años de experiencia en la carrera judicial. Poco importa que llegue con una u otra vitola -en este caso, progresista, ya que pertenece a Jueces para la Democracia-. Lo que cuenta es que ha sido elegido por el pleno del Consejo General del Poder Judicial en virtud de su currículo profesional y no de su trayectoria mediática. Este nombramiento coincidía en el tiempo con la primera comparecencia del nuevo ministro de Justicia, Francisco Caamaño. Y a la vista de lo acontecido en el Congreso, puede afirmarse -al menos de momento- que cualquier parecido con su antecesor es pura coincidencia.

Hay materias sobre las que debería haber el mayor consenso posible, y la justicia es una de ellas. Precisamente por eso es encomiable el esfuerzo de Caamaño por implicar a todas las fuerzas políticas en la imprescindible modernización de la justicia. Para ello, no ha dudado en poner sobre la mesa propuestas concretas y una buena dosis de autocrítica y talante a partes iguales. Rara avis en la actual política española y más en aún en su Ministerio. Dotación económica para informatizar los juzgados, un nuevo concepto de Registro Civil, asunción de errores pasados y reconocimiento de las deficiencias actuales. No es frecuente dar con alguien que hace análisis certeros y al mismo tiempo aporta soluciones concretas. Se debe juzgar a cada uno por sus actos y los de Francisco Caamaño al frente de Justicia son cuando menos esperanzadores. Ojalá no escuche los cantos de sirena nacionalistas que le llaman a adecuar el sistema judicial a la realidad autonómica, aunque es en este punto donde su pasado arroja alguna sospecha, ya que en tiempos fue uno de los valedores a la sombra del “Estatut” de Cataluña. Con todo, parece que, tanto en la Audiencia Nacional como en el Ministerio de Justicia, ha pasado la época de las escopetas, los flashes y los malos modos para a dar paso a una nueva etapa de menos estridencias y más trabajo. Todos debemos felicitarnos por ello.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios