www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

Riñas familiares

sábado 28 de marzo de 2009, 16:58h
En China, debido, sin duda, a las enormes diferencias que hay entre regiones ricas y pobres, las actitudes de condescendencia y resentimiento entre sus habitantes se perciben con especial claridad. Por ejemplo, desde Hong Kong se ve a menudo a los chinos del continente como a unos bárbaros amantes de la siesta que se ponen de cuclillas hasta encima de los sofás, y escupen o apagan cigarrillos hasta en las moquetas de su propia casa.

Yo mismo, al vivir en la frontera con Hong Kong, he sido testigo de cómo muchos allí se piensan que vivo en una especie de Tijuana (o la peor idea que se pueda hacer uno de Tijuana). Reconozco que tal vez me haya aclimatado demasiado, pero creo que los de Hong Kong son un poco remilgados y no hay que hacerles demasiado caso.

Lo curioso es que, aunque estas actitudes son bien conocidas en el continente, en general no las toman en consideración, y la fama de esnobs recalcitrantes se la llevan los de Shanghai.

Teniendo en cuenta la distancia que nos separa de allí (más o menos como de Bilbao a Estocolmo) el resentimiento que mis vecinos manifiestan hacia los Shanghaieses resulta algo chocante. No diré exagerado, porque no los conozco tanto como a los hongkoneses, y por lo tanto no puedo juzgar si, tal y como me explican, los de Shanghai se piensan que su tofu no atufa.

Sospecho que el motivo de que el rencor se vuelque hacia Shanghai radica en que Hong Kong, a pesar de formar parte de la República Popular desde 1997, todavía se ve como territorio extranjero. Molesta menos que quien nos mira por encima del hombro sea un extraño que alguien de la propia familia.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de El Imparcial

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.