www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

Piratas del Indico

domingo 12 de abril de 2009, 22:40h
Remolcadores, barcos mercantes, pesqueros, embarcaciones de recreo y prácticamente cualquier cosa que flote es susceptible de ser abordada por piratas en las aguas costeras de Somalia. Hace pocos días, un ciudadano francés perdía la vida a manos de uno de estos modernos corsarios, en un claro ejemplo de su peligrosidad. De hecho, la recomendación que los gobiernos de todo el mundo dan a sus navegantes es que, de no ser imprescindible, se abstengan de navegar por aquellas aguas. Pese a ello, cuesta entender la irresponsabilidad de algunos ociosos y aventureros que hacen caso omiso de las advertencias, aún a riesgo de sus propias vidas -como así ha sucedido-.

Con todo, la zona es paso obligado de muchas rutas navieras. No en vano, el llamado “Cuerno de Africa” da acceso al Mar de Arabia y es además la puerta de entrada al Mar Rojo, el paso a la India: la ruta marítima que une Europa y Asia desde la construcción del canal de Suez afines del siglo antepasado. El problema de Somalia es que allí no existe un Estado como tal; en palabras de un diplomático español, aquello es un “agujero jurídico”. Precisamente por ello, buques y aviones militares de varios países patrullan la zona en defensa de la navegación comercial, sin que ello de momento haya conseguido disuadir a los piratas de emprender sus acciones. Pero al menos, ha dejado claro que, con este tipo de fenómenos, la política aconsejable es la penalización, que no la remuneración, brindando algo de seguridad a los marineros que navegan por aquellas aguas. Y de paso, ha mostrado cómo el entendimiento entre potencias diferentes es posible si hay detrás un interés común.

El comunismo y el fundamentalismo islámico hicieron trizas la estructura de un país que, a día de hoy, es completamente inviable. Y no hay que olvidar que allí viven seres humanos, indefensos e impotentes ante el abismo que se cierne ante ellos. También con ellos tiene una responsabilidad la comunidad internacional. Estados Unidos, Canadá, la Unión Europea, China e India, entre otros, han tomado cartas en el asunto, como no podía ser de otra manera. Pero se echa de menos la actuación de colectivos como la Liga Árabe, en tanto que más de una vez se ha pronunciado sobre el drama que viven sus “hermanos somalíes”. También sería una excelente oportunidad para que la Alianza de Civilizaciones mostrase que sirve para algo.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios