www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

Ban Ki Moon, impotente para hacer frente al conflicto del Sahara Occidental

Marruecos empuja a un sector del Polisario a retomar las armas

viernes 17 de abril de 2009, 21:33h
El Secretario General de la ONU, Ban Ki Moon, va a presentar a finales de abril un informe al Consejo de Seguridad en el que se muestra pesimista en cuanto a la posibilidad de llegar a una solución negociada en el conflicto del Sahara Occidental, que enfrenta a Marruecos y al Frente Polisario desde hace más de tres decenios.
El Secretario General de la ONU, Ban Ki Moon, no cree que haya condiciones para reanudar las negociaciones directas entre los dos contendientes, que tras cuatro rondas se han mostrado inútiles. Para salir del paso, el Secretario General de la ONU ha recogido la sugerencia de su Enviado Especial a la región, el norteamericano Christofer Ross, de tratar de arreglar encuentros informales.

En este contexto, un sector del Frente Polisario se siente tentado de volver a reanudar la lucha armada en el Sahara Occidental como única manera de presionar al Consejo de Seguridad, y en particular a los Estados Unidos, para que impongan un arreglo del conflicto en base a las Resoluciones adoptadas por el Consejo desde 1991, fecha del alto el fuego, y que todas ellas preven la realización de un Referéndum de autodeterminación.

Marruecos cuenta con esta presión, que se está ejerciendo sobre los combatientes saharauis, para señalar con el dedo acusador al Polisario como responsable de la ruptura de la tregua. Ya que su propuesta de Autonomía de la región, a pesar de haber sido bien recibida por algunos miembros del Consejo de Seguridad (Francia y Estados Unidos en particular) y otros países como España, no ha sido suficiente para suprimir la resolución de proceder a un referéndum, que sigue vigente.

Amparándose en la inestabilidad regional generada por el crecimiento del terrorismo y la emergencia de la banda autodenominada Al Qaeda del Magreb Islámico, instalada en la región del Sahara/Sahel, el gobierno de Rabat espera que la vuelta a las armas por parte de un sector del Polisario convenza al nuevo presidente norteamericanio Barack Obama para que respalde el proyecto de autonomía y se olvide del referéndum de autodeterminación.

Marruecos ya ha intentado culpabilizar al Polisario por lo que considera una ruptura del alto el fuego firmado en 1991. El Ministro de Exteriores, Tayeb Fassi Fihri, ha pedido hace días a la ONU que asuma sus responsabilidades ante “la flagrante violación” de dichos acuerdos hecha por el Polisario, al proceder en las cercanías de los muros de defensa levantados por el Ejercito marroquí a manifestaciones populares y reagrupamientos de solidaridad. Según Rabat, “ningún hecho consumado ni cambio del statu quo está permitido, cualquiera que sea el artificio utilizado”.

A pesar de las gesticulaciones del ministro alauita, Ban Ki Moon considera que lo que Marruecos llama “ruptura del alto el fuego” eran simples manifestaciones de civiles, y por lo tanto no modifican el statu quo alcanzado en 1991 ralativo al cese de actividades militares.

Sin embargo, el Secretario General se muestra escéptico y pesimista en cuanto a una posible solución a corto plazo, por lo que pedirá al Consejo de Seguridad que prolongue el mandato de la MINURSO (Misión de Naciones Unidas para el Referéndum en el Sahara Occidental) un año más, hasta finales de abril de 2010. Y que los contendientes se las arreglen.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+
0 comentarios