www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

dos entomólogos la localizan en Madrid

Nadie había visto una [i]Techla betulae[/i], "la mariposa más bella de Europa", desde 1853

miércoles 17 de junio de 2009, 17:02h
Tras 156 años sin noticias de ella, la mariposa Techla betulae, también conocida como isabelina y topacio, ha sido localizada por dos entomólogos en el suroeste de Madrid, en la parte limítrofe con Ávila.
Juan Carlos Vicente y Antonio García, autores del libro Mariposas diurnas de la Comunidad de Madrid, han localizado a la que consideran la mariposa más bella de Europa

Juan Carlos Vicente y Antonio García, autores del libro "Mariposas diurnas de la Comunidad de Madrid", han localizado la que consideran la mariposa "más bella de Europa", descubierta y localizada por última vez por Mariano de la Paz, director del Museo de Ciencias Naturales, en 1853. Difícil de ver por su pequeño tamaño y por pasar desapercibida por sus colores naranjas y pardos, los huevos del tamaño de cabezas de alfiler de esta especie propia de la Península Ibérica, han sido localizados en la planta de la que se alimenta, el endrino.

El hallazgo de la "topacio" ha sido uno de los logros de Vicente y García que llevan más de 20 años recorriendo la naturaleza de Madrid, actividad gracias a la que han encontrado y clasificado 147 especies de lepidópteros diurnos. Estas especies que habitan en la región, según indican, representan el 63% de las 230 que colonizan en el total del área peninsular. Entre las madrileñas, ha detallado Vicente, figuran seis endémicas de la península que conviven con otras de diverso origen, como las africanas.

En sus 8.000 kilómetros cuadrados, Madrid tiene una importante riqueza entomológica, detalla Vicente, quien junto a García, ha definido 11 puntos de interés de la región, de los cuales, "el mayor paraíso -asegura- se ubica en el Valle del Lozoya" con hasta 120 especies diferentes.

El estudio de estos entomólogos está repleto de curiosidades, gran parte de ellas relacionadas con la desaparición de estos lepidópteros afectados por la presión urbanística, el uso de pesticidas, el cambio climático y el efecto invernadero que degrada sus ecosistemas, ha puntualizado Vicente. Una de cada cuatro especies de mariposas diurnas de Madrid son raras y escasas. Una de cada cuatro especies de mariposas diurnas de la Comunidad de Madrid son raras y escasas, según estos expertos, aunque de las 147 localizadas en la región, tan solo 11 están protegidas.