www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

¿Los nacionalistas son extraterrestres?

jueves 18 de junio de 2009, 00:07h
Esquerra Republicana de Catalunya (ERC) ha acertado de lleno con su propuesta parlamentaria de suprimir tres ministerios. No sólo la austeridad es buena en tiempos de crisis sino que los de Carod Rovira han elegido para eliminar tres de las carteras menos útiles y, por tanto, más gravosas para los españoles (Igualdad, Vivienda y Cultura). Además, los nacionalistas catalanes han evidenciado la soledad del Gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero en la Carrera de San Jerónimo al lograr que la aprobación de su propuesta constituya la décima derrota de los socialistas en el Congreso desde la celebración de las elecciones autonómicas gallegas y vascas el pasado uno de marzo.

Hasta aquí, ni un “pero”. Pero, ¿por qué ERC ha decidido que es la Administración central del Estado y no la Administración autonómica de Cataluña, de cuyo Gobierno forma tanta parte que ocupa su vicepresidencia, la que tiene que apretarse en primer término el cinturón? ¿Por qué propone en el Parlamento nacional el recorte del gasto del Gobierno de España mientras defiende “por razones de seguridad” en el Parlamento catalán el uso de 29 tarjetas de crédito por parte de la Agencia Catalana de Cooperación en sus viajes al extranjero?

Sería un disparate deducir de esta actitud que los nacionalistas son marcianos si no fuera porque los que engrosan las filas del Partido Nacionalista Vasco (PNV) y de Convergencia i Unió (CiU) han puesto sus escaños a disposición de Bibiana Aído para que prosiga con su salvaje nueva ley del aborto. Lo que consideraron “un escándalo” -que las niñas de 16 años pudieran abortar sin consentimiento paterno- ha debido de menguar en importancia respecto al nuevo modelo de financiación autonómica que, según el Gobierno socialista, estará cerrado antes del 15 de julio. O eso, o el aborto se ha aceptado como “derecho” de las mujeres por parte de los democristianos que además son nacionalistas o, sencillamente, un puñado de políticos procedentes de Marte ha desembarcado en España.

Claro que la diputada del Partido Popular Celia Villalobos no se parece a E.T. y, sin embargo, también ha contribuido a que la titular de unos de los ministerios que habría que erradicar continúe con su proceso de conversión de un delito en un derecho.

Pero que no cunda el pánico. La humanidad regresará a la naturaleza de los nacionalistas en cuanto se cierre la nueva financiación autonómica que permita a todos volver a casa con los bolsillos llenos. Y si la cosa no mejora y nos vemos como los humanos de “Mars attacks” ya conocemos la solución: tocar “Indian love call”, de Slim Whitman.


¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de El Imparcial

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.