www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

Las emisiones del G-8

viernes 10 de julio de 2009, 02:51h
El primer ministro de Italia, Silvio Berlusconi, está haciendo lo posible para que de la cumbre del G-8 que se está celebrando en la devastada ciudad de L'Aquila salga algo positivo. Al menos, en lo que respecta a la tan manida crisis económica, el mensaje de “Il Cavaliere” coincide con la idea que pretenden trasladar al mundo del resto de gobernantes allí reunidos, que no es otro que el de la esperanza. Es un hecho que cada país ha hecho lo posible, con mejor o peor criterio, para afrontar la actual coyuntura de recesión con las recetas que consideraba más adecuadas. En este sentido, conviene recordar lo nefastas que pueden llegar a resultar determinadas declaraciones para la estabilidad de los mercados financieros. Así, la confianza en el sistema que los líderes más poderosos del mundo pretenden mostrar, sin resultar definitiva, al menos no rompe nada. Bienvenida sea, si es que llega.

Más espinoso va a ser el asunto de reducir a la mitad las emisiones de CO2 hasta 2050. En esta ocasión, a diferencia de Kyoto, el papel de frontal opositor lo comparten China e India, las dos economías emergentes más potentes del planeta. Y es éste un tema en el que principales países del mundo deberían articular alguna manera de incentivar, antes que forzar, a ciertos gobiernos para que respetan el medio ambiente. No es asunto baladí. Por encima de consideraciones políticas o del oportunismo de ciertos grupos ecologistas cuya vara de medir depende de factores espurios, lo cierto es que el calentamiento global y el deterioro del medio ambiente son una amenaza con la que no podemos especular. Este argumento es rebatido por algunas multinacionales con un poder tan omnímodo como irresponsable. Es tarea de los poderes políticos impulsar medidas que garanticen la pureza del entorno planetario. Y está en el interés de los ciudadanos evitar que los políticos aprovechen el viaje para incrementar su poder, generando una política proteccionista pavimentada de intromisiones y tejida de subvenciones.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios