www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

tras las polémicas elecciones

El líder supremo otorga los poderes a Ahmadineyad para un segundo mandato

lunes 03 de agosto de 2009, 12:41h
El líder supremo iraní, el ayatolá Ali Jamenei, ha hecho entrega en Teherán de los poderes para el segundo mandato presidencial de Mahmud Ahmadineyad en un acto protocolario, aunque la jura como presidente tendrá lugar en el Parlamento el próximo miércoles.
Según la televisión oficial iraní, al acto celebrado en la mezquita chií "imán Jomeini" asistieron los jefes de los tres poderes, miembros del Consejo de Guardianes, miembros del Parlamento islámico y otras autoridades civiles y militares así como el cuerpo diplomático acreditado en Teherán.

Sin embargo, destaca la ausencia del jefe de la Asamblea de Expertos, el ayatolá Ali Akbar Hashemi Rafsanyani y prominentes personalidades reformistas como el ex presidente iraní Mohamad Jatami.

Pese a las protestas y disturbios que ocasionaron los resultados con al menos 20 muertos, según cifras oficiales, y un centenar, según otras fuentes no oficiales, además de millares de detenidos, Ahmadineyad fue declarado el vencedor de las elecciones celebradas el pasado 12 de junio.

El artículo 110 de la Constitución iraní establece que el presidente electo ha de recibir la aprobación del líder supremo iraní, acto que fue escenificado ante las más importantes autoridades de la República Islámica.

La orden firmada por el jefe supremo para convalizar la nueva Presidencia de Ahmadineyad fue leída por el jefe de su oficina, el hoyatolislam Mohamdi Golpayegani.

Entre los asistentes sobresalían el jefe del poder judicial, Mahmud Hashemi Shahrudi, el presidente del Parlamento islámico Ali Lariyani, y el jefe del Consejo de Guardianes, el ayatolá Ahmad Yanati.

En el texto de ratificación del nuevo mandato presidencial de Ahmadineyad, el líder supremo califico de "esperanzadora" la participación de mas de 40 millones de votantes en las controvertidas elecciones del pasado 12 de junio.

La máxima autoridad en la jerarquía del poder de la República Islámica de Irán dijo asimismo que la participación del 85 por ciento de las personas con derecho a voto fue un voto a la República Islámica y su lucha contra la pobreza, la corrupción y la discriminación así como la lucha sin descanso contra la arrogancia.

"El voto sin precedente del pueblo al presidente electo y sus logros durante los pasados cuatro años", dice el texto es un visto bueno a la lucha contra la arrogancia mundial así como la lucha contra vida aristocrática.

De esta forma, Ahmadineyad, bajo cuyo gobierno durante los pasados cuatro años ha aumentado el desempleo, la inflación y la marginación internacional de Irán, fue ratificado en la presidencia para otro mandato de cuatro años.

El pasado 13 de junio, el Ministerio iraní de Interior presentó al actual presidente, el ultra conservador Mahmud Ahmadineyad, como vencedor de los comicios, en la víspera frente a otros tres candidatos que calificaron de "fraudulentas" las elecciones y presentaron denuncias contra el escrutinio.

Los partidarios de los dos candidatos reformistas salieron a las calles en las principales ciudades iraníes, especialmente en Teherán, para protestar contra el resultado de las elecciones.

Las manifestaciones fueron reprimidas con contundencia por los milicianos Basij y los guardianes de la revolución con un resultado de 20 muertos y miles de detenidos, según los datos oficiales.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+
0 comentarios