www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

Combate contra ETA en todos los frentes

viernes 14 de agosto de 2009, 08:28h
La banda terrorista ETA y aquellos que la apoyan buscan sin descanso la desestabilización de la sociedad española. Después de los varios atentados en Mallorca, los actos de apoyo a detenidos etarras parecen querer continuar. Se había convocado en San Sebastián una manifestación los días 14 y 15 de agosto, con motivo de las fiestas de Aste Nagusia, para apoyar a los presos de ETA. Sin embargo, dicho acto fue oportunamente prohibido y declarado ilegal por el juez de la Audiencia Nacional Baltasar Garzón, al considerar que enaltecía el terrorismo. Ya el 8 de agosto se había prohibido un acto de la izquierda abertzale por los mismos motivos. La manifestación convocada por representantes de la izquierda abertzale a favor de la Ikurriña y contra la bandera española había sido prohibida por el gobierno vasco por solicitud de varios colectivos.

De igual forma, después de un informe de la Guardia Civil y de una investigación abierta por la fiscalía basada en una comunicación del gobierno de Navarra, se había pedido a los dueños de dos bares de Pamplona que retiraran fotografías de miembros de ETA que se exhibían en esos lugares. Ante la renuencia de dichos propietarios, se les acusó de desobediencia grave y enaltecimiento del terrorismo, por lo cual el juez Eloy Velasco los ha citado a declarar en calidad de imputados el próximo martes. El fiscal Miguel Ángel Carballo había solicitado también que los establecimientos fueran clausurados como manera cautelar.

Como señala el fiscal, la exposición de fotografías de etarras es una ofensa y humillación para las víctimas del terrorismo. No se debe permitir que el apoyo y justificación a esta organización criminal continúe. El gobierno debe ser firme en el combate no sólo de la banda terrorista en sí, sino también en el entorno de este grupo, en las organizaciones que los apoyan, en manifestaciones de fuerzas que propugnan la violencia, una posición injustificada e inadmisible en una democracia y que rechazan la inmensa mayoría de los españoles. Los ciudadanos están hastiados de la presencia de ETA en el espacio público y el gobierno debe actuar con mayor inteligencia y sin ambigüedades. Aún cuando la organización terrorista se encuentre por momentos debilitada, sigue atentando contra las libertades y no debe permitirse. Los órganos de seguridad y el sistema judicial deben aplicar la ley y coordinarse mejor y más eficientemente.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios