www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

valeriu, mi esposo

La mujer de Valerio Lazarov recuerda a su esposo en un emotivo artículo

lunes 17 de agosto de 2009, 14:29h
Texto de Augusta Lazarov titulado "Valerio, mi esposo".
Todos me dicen: “¡la vida continua!”, “¡déjate llevar día a día!” ¿Llevar a dónde?¿Para qué? Si yo siempre he seguido todos los caminos a tu lado, cogidos de la mano, tu a mi derecha, siempre… Si yo necesito verte aquí, sentir tu perfume, oír tu voz tan cálida y tierna siempre… Si mi alma ha crecido junto a la tuya, latido con latido, hasta que tu corazón se canso de todo lo que ya no te daba energía. Te estoy esperando, miro cada puerta a ver si la abres de repente, sonriente y optimista. A cada mañana le sobra la luz, me parece demasiada vida en cada rayo de sol si tú no estás a mi lado. ¿En qué tengo que pensar, con qué tengo que soñar si tú no me das como siempre tu apoyo, si no recibo ya ningún consejo tuyo?...

Esta tristeza agobiante, Valeriu, no era para nosotros. Lo tuyo era la alegría, la sorpresa más maravillosa que podrías preparar cada instante. Lo tuyo era el deseo de seguir adelante pase lo que pase. Pero lo que me pasa ahora no tiene ningún sentido para mí. Me siento bloqueada dentro de un cubo de hielo sin poder ver con claridad ninguna salida.

¿Qué ha pasado?, ¿cómo es que te has parado en medio del camino que habíamos planeado juntos, con tantas ilusiones, con futuro de ensueño? No lo entiendo, y tú eres el único que me lo puedes explicar para que lo entienda, así como siempre he entendido tu mirada y las caricias tan tuyas.

Te necesito como las nubes necesitan el viento cálido y diáfano para moverse, te necesito como el mar necesita las olas para fascinar, te necesito como las lágrimas necesitan los ojos para empapar la cara, como nuestro jardín tan verde necesita tu mirada admirativa cada mañana.

Quédate a mi lado. Te quiero, ¡Valeriu!


Augusta Lazarov
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (3)    No(0)

+
0 comentarios