www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

Reunión en la ciudad argentina de Bariloche

Tensión en la cumbre extraordinaria de Unasur

viernes 28 de agosto de 2009, 11:48h
Hoy se inicia una cumbre extraordinaria de los doce presidentes que integran la Unión de Naciones Suramericanas (Unasur) en la ciudad argentina de Bariloche. La cita de Bariloche fue convocada con carácter extraordinario tras el fracaso en consensuar una postura ante el acuerdo EE.UU.-Colombia en la cumbre celebrada el pasado 10 de agosto en Quito, a la que no asistió Uribe.
Hoy comienza una cumbre extraordinaria de los doce presidentes que integran la Unión de Naciones Suramericanas (Unasur) en la ciudad argentina de Bariloche. La cita de Bariloche fue convocada con carácter extraordinario tras el fracaso en consensuar una postura ante el acuerdo EE.UU.-Colombia en la cumbre celebrada el pasado 10 de agosto en Quito, a la que no asistió Uribe.

Antes del comienzo de la cumbre, los presidentes de Brasil y Venezuela Luiz Inácio Lula Da Silva y Hugo Chávez, quienes el jueves hablaron por teléfono sobre la polémica por el pacto militar, compartirán un desayuno en el que el brasileño tratará de que el venezolano atenúe sus duras críticas al Gobierno de Bogotá. Fuentes oficiales dijeron a Efe que se ha reservado un salón para que Chávez acuda luego a una cita con los mandatarios que han compartido su rechazo al convenio militar, el boliviano, Evo Morales, y el ecuatoriano, Rafael Correa, en ejercicio de la presidencia temporal de la Unión de Naciones Suramericanas (Unasur).

Morales asiste a la cumbre después de reunirse con la presidenta de Chile, Michelle Bachellet, sin que se haya informado sobre los temas a tratar y en medio de las suspicacias del jefe de Estado peruano, Alan García, sobre un presunto pacto para resolver las demandas bolivianas de recuperar su litoral en al Pacífico, antiguo litigio que también involucra a Perú.

Tensiones entre Colombia y Venezuela

Los miembros de Unasur buscan disminuir la tensión entre los presidentes Álvaro Uribe y Hugo Chávez por el acuerdo militar entre Colombia y Estados Unidos. Por su parte Uribe pedirá respeto a su soberanía y se espera que haga alusión a la sospecha de que Venezuela proporciona ayuda a la guerrilla colombiana. El presidente de Ecuador Rafael Correa, presidente en turno de Unasur, dijo estar dispuesto a mediar en el conflicto, pero en una escala técnica en la capital de Perú cuestionó la capacidad de Colombia de controlar el uso de las bases militares en su territorio por parte de tropas estadounidenses y ratificó que el acuerdo entre Bogotá y Washington atañe a toda la región.

Luego de la cumbre, que comenzará a las 10.00 horas (13.GMT) y se prevé concluir a las 13.00 (15.00 GMT), está prevista una cita de Chávez con el presidente de Paraguay, Fernando Lugo, en busca de una solución a la deuda que la petrolera estatal paraguaya Petropar mantiene con Petróleos de Venezuela (PDVSA). Desde Asunción se anunció oficialmente que Lugo también tiene una cita con la presidenta argentina, Cristina Fernández, para tratar de resolver la creciente deuda de Paraguay con Argentina por la construcción de la represa de Yacyretá, un asunto pendiente desde 2004.

Mientras los líderes de América del Sur buscan superar sus diferencias en un hotel situado a unos 30 kilómetros de Bariloche, grupos de izquierda y sindicatos han convocado para el viernes una movilización en contra del golpe de Estado en Honduras y de la presencia militar estadounidense en la región, a la que está prevista la asistencia de la senadora colombiana Piedad Córdoba.

La "cumbre paralela" reunió ha reunido alrededor de 3.000 personas, según los organizadores, que se manifestaron en Bariloche, tomada en estos días por un intenso operativo de seguridad.