www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

candidatos a la sucesión cubana

Raúl Castro, el digno heredero de Fidel

sábado 23 de febrero de 2008, 22:39h
Hay quienes creen que Raúl será el nuevo Comandante en Jefe, mientras otros piensan que puede retirarse junto con Fidel. En 2006 aseguro que "estamos concluyendo el cumplimiento de nuestro deber. Hay que darle paso a nuevas generaciones o seguirle abriendo paso a nuevas generaciones... paulatinamente".

Su personaje es contradictorio. Percibido por unos como un potencial reformista, para otros es un militar de línea dura.
Sin embargo, es indiscutible que la experiencia y el hecho de que su hermano delegase en él tras la llegada de su enfermedad, lo convierte en la persona más fiable para afrontar el cambio cubano.

Además, Raúl ha sido el segundo al mando en todos los frentes políticos e institucionales de Cuba desde 1959, año de la Revolución castrista.

En la actualidad, es el vicepresidente de los consejos de máxima importancia de la isla, segundo secretario del partido, ministro de las Fuerzas Armadas y el único en Cuba con rango de general del Ejército. Nadie en el país duda de que su autoridad es incomparable.

Las Fuerzas Armadas Revolucionarias, que dirige desde el triunfo de la Revolución, controlan un 60% de los sectores más dinámicos de la empobrecida economía cubana, que incluyen desde el turismo hasta la producción de azúcar.

Convertido oficialmente al marxismo mucho antes que su hermano, a pesar de ser el menor de los Castro, nació un lustro antes que Fidel, en 1931. Quienes lo conocen dicen de él que es una persona simple afable con sus oficiales, tolerante con las críticas y amante de sus hijos y nietos.

Su sentido común y franqueza al abordar los problemas del país han despertado en muchos cubanos expectativas de mejoras económicas en el año y medio en el que lleva como reemplazo interino de Fidel en el poder.

Entre sus prioridades se encuentra reactivar la agricultura para poner más comida en la mesa de los cubanos y ahorrarle al país cientos de millones de dólares en importaciones. Varios analistas aseguran que sus principales reformas económicas no serán posibles mientras viva Fidel.

Quizás la principal diferencia con el líder de la revolución cubana la mostró en 2006 cuando expresó su disposición a resolver sus diferencias con EEUU sobre la base del respeto y la no injerencia. La potencia norteamericana le contestó que debía acometer reformas democráticas en su país antes de dialogar.

Ahora, su principal desafío, si sale elegido presidente, es modernizar el sistema socialista que heredó de su hermano Fidel y garantizar su supervivencia tras la desaparición de la vieja guardia.


¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de El Imparcial

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.