www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

lucha contra el PKK

Turquía no cede ante la presión norteamericana y los kurdos piden rebelión

domingo 24 de febrero de 2008, 09:22h
Incursión en el Kurdistán iraquí

Los combates en el norte de Irak entre el Ejército turco y el Partido de los Trabajadores del Kurdistán (PKK) se han prolongado todo el fin de seman. Mientras que Turquía asegura no estar dispuesta a detener sus ataques hasta acabar con las bases rebeldes del norte de Irak, el PKK ha amenazado con lanzar ataques en toda Turquía si Ankara sigue con sus políticas contra los kurdos. El responsable de relaciones exteriores del PKK, Ahmed Deniz, ha afirmado que "Si Turquía continúa con su política actual de eliminación y no reconocimiento de los kurdos, lanzaremos operaciones en todo el país".

La operación, comenzada la noche del jueves contra los grupos armados del PKK con más de 10.000 hombres que penetraron unos 20 kilómetros en territorio iraquí, está causando un gran número de fallecidos en ambos bandos. Por el momento, los datos son confusos ya que el ejército habla de más bajas enemigas de las que los rebeldes están dispuestos a reconocer.

Al menos 33 milicianos del Partido de los Trabajadores del Kurdistán PKK y ocho soldados turcos murieron en los combates de hoy en el norte de Irak, con lo que ya son 112 los guerrilleros fallecidos desde el inicio de la ofensiva turca contra las bases de los separatistas, según Ankara, que reconoce 15 bajas. Sin embargo, fuentes del PKK cifran en 47 el número de militares turcos muertos en los combates y aseguran haber derribado uno de sus helicópteros. Por otra parte, hoy por vez primera el Gobierno iraquí instó a Turquía a poner fin a su ofensiva "lo antes posible" y a emprender negociaciones para resolver la crisis.

El Gobierno iraquí solicita el fin de las operaciones militares turcas

Ante la intensidad de la ofensiva y los combates, el Gobierno iraquí ha manifestado por primera vez en términos contundentes su deseo de que Turquía retire sus efectivos "lo antes posible". Además, pidió a Ankara emprender negociaciones con Bagdad para resolver la crisis.

"El Gobierno iraquí considera que la acción unilateral del Ejército turco supone una amenaza a la estabilidad de la región y una violación de la soberanía de Irak y pide a Turquía que retire sus tropas de Irak lo antes posible", se lee en un comunicado del Gobierno.

En respuesta, el primer ministro turco, Recep Tayyip Erdogan, mandará a un enviado especial el próximo miércoles a Bagdad para iniciar conversaciones con el Gobierno de Irak, según informó un portavoz gubernamental iraquí.

No son pocas las presiones que deberá soportar el régimen iraquí, en principio dispuesto a permitir las incursiones de un aliado fundamental de Estados Unidos. Ayer mismo, el Gobierno de la región autónoma del Kurdistán iraquí manifestó su preocupación y advirtieron de que si los efectivos turcos dañan zonas pobladas o a civiles la respuesta será una dura resistencia.

Hoy las milicias kurdas iraquíes, los Peshmerga, volvieron a advertir sobre las consecuencias de la permanencia de militares turcos en la región. "Las fuerzas Peshmerga kurdas están en estado de alerta y se defenderán si las fuerzas turcas lanzan una incursión en zonas bajo control del Gobierno regional del Kurdistán", declaró un portavoz Peshmerga, Jabbar Yawar, en declaraciones a Reuters.


Estados Unidos solicita a Turquía que se retire de Irak

El secretario de Defensa de Estados Unidos, Robert Gates, ha instado este domingo a Turquía a que se retire del norte de Irak lo "antes posible" y adopte iniciativas para ganar la confianza de los seguidores de los separatistas kurdos. El jefe del Pentágono confía en que la campaña militar turca en suelo iraquí "sea corta, tenga precisión y evite la pérdida de vidas inocentes". "Cuanto más corta mejor", añade.

Gates, quien se encuentra en Camberra para participar en las consultas que Estados Unidos mantiene anualmente con Australia, señaló que para erosionar el apoyo que tienen los rebeldes del Partido de los Trabajadores del Kurdistán (PKK), es necesario un enfoque de mayor amplitud.

"Pienso que toda nuestra experiencia en Irak y Afganistán nos enseña que mientras tratamos con un problema terrorista que requiere operaciones de seguridad, se requieren también iniciativas políticas y económicas", dijo Gates en conferencia de prensa.

El jefe del Pentágono que confía en que la campaña militar turca en suelo iraquí "sea corta, tenga precisión y evite la pérdida de vidas inocentes, y que se vayan tan pronto como hayan cumplido su misión". "Cuanto más corta mejor", respondió Gates a la pregunta de si Estados Unidos había dado un plazo de tiempo a Turquía para lograr su objetivo.

Las tropas turcas cruzaron el pasado jueves la frontera con el norte de Irak, como parte de la mayor incursión militar llevada a cabo en esa región durante los últimos 11 años. Gates confirmó que Estados Unidos continúa suministrando información reservada a Turquía para desarrollar la operación militar.

El PKK llama a los kurdos de Turquía a levantarse

Uno de los principales comandantes de las milicias del Partido de los Trabajadores del Kurdistán (PKK), Bahoz Erdal, instigó hoy al levantamiento de todos los kurdos residentes en Turquía para luchar desde dentro contra el Gobierno de Ankara, que el pasado jueves ordenó la incursión terrestre de sus fuerzas en el norte de Irak para acabar con las bases del grupo separatista.

Erdal, que es el comandante de las Fuerzas Populares de Defensa --una sección del PKK que cuenta con más de 3.000 efectivos-- pidió a los "jóvenes kurdos" que conviertan en "inhabitables" las ciudades turcas en las que viven.

Mientras, los combates se recrudecen. Los rebeldes afirmaron hoy que derribaron un helicóptero militar turco durante los enfrentamientos de ayer en el norte de Irak, según informó el director de relaciones exteriores del grupo, Ahmed Danees.

Danees declaró que el ataque tuvo lugar ayer, a las cuatro de la tarde --hora española--, cuando "nuestros luchadores derribaron un helicóptero modelo Cobra". Danees añadió que en las próximas horas daría a conocer un nuevo recuento de bajas en los últimos enfrentamientos.

Según Turquía, son ya al menos 79 los milicianos kurdos abatidos desde el inicio, el pasado jueves, de la operación terrestre contra el PKK, según el Estado Mayor de Ankara. Por su parte, los rebeldes han estimado que 22 militares turcos habrían muerto en la ofensiva, y añadieron que están en posesión de quince cadáveres.

Todas estas cifras son muy difíciles de verificar de forma independiente por el complicado acceso del que se dispone a la zona donde se desarrollan los combates.


¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de El Imparcial

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.