www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

a eeuu no le gustó la sorpresa

España dice adiós a Kosovo

viernes 18 de septiembre de 2009, 10:55h
Junio de 1999. El coronel Díez de Villegas llega con 1.200 legionarios a Kosovo. Habían recibido la misión de consolidar la paz y estabilizar la región serbia tras una cruenta guerra fraticida. Ellos fueron los primeros de los 23.000 militares españoles que a lo largo de diez años han trabajado por la convivencia en libertad de la minoría serbia con la mayoría albono-kosovar. Este sábado, los últimos soldados españoles regresan a casa tras realizar un magnífico trabajo en una de las zonas más conflictivas del mundo.
Los comienzos fueron duros. Los legionarios españoles tuvieron que acostumbrarse al intenso frío de Istok, al norte de la región. Tras instalarse en una antigua serrería, los soldados comenzaron a patrullar los 470 kilómetros cuadrados de su zona de actuación. “Debían transmitir confianza, reactivar la vida y, sobre todo, evitar enfrentamientos”, explica a EL IMPARCIAL el ex Jefe del Estado Mayor del Ejército, el general Alejandre.

España dice adiós a Kosovo. (Foto: Ministerio de Defensa)La empatía de nuestro ejército con la población local puede considerarse como el mayor logro español en esta misión. Son muchas las características de nuestras tropas que han contribuido a forjar esta buena relación: un carácter no prepotente, una experiencia histórica que nos acerca a sus problemas y el sabernos meter en la piel del otro. Un oficial del Ejército con experiencia en seis misiones en el exterior ha explicado a este periódico que las “múltiples raíces de nuestra cultura” nos permiten “adaptarnos mejor a las inquietudes locales”. Lo llevamos en la sangre. No es algo que pueda enseñarse antes de ir de misión, añade, “hay que vivirlo desde pequeño”.

Ganada la confianza de serbios y albano-kosovares, los españoles, instalados ya en “Base España”, mantuvieron un ambiente de seguridad en su zona de responsabilidad para permitir a los serbios volver a sus casas y asegurar el camino al colegio a sus niños, para proteger los bienes patrimoniales y permitir a los religiosos ortodoxos regresar a sus monasterios. Alejandre recuerda a la superiora del Monasterio de Goriok: “La madre Altuna casi formaba parte de nuestros contingentes que salvaron al monasterio de las llamas”.

Las Fuerzas Armadas españolas han ayudado a estabilizar esta zona de Europa, una labor imprescindible para los expertos militares que consideran que “cualquier punto desestabilizado, repercute a corto o mediano plazo en otras sociedades”.

España dice adiós a Kosovo

EL IMPARCIAL se ha puesto en contacto con kosovares que han tenido contacto con nuestros soldados. “Mi hijo está vivo gracias a los militares españoles”, comenta Edmond emocionado. Enfermo del riñón, el niño fue trasladado a España en estafeta militar para ser operado en nuestro país. El agradecimiento es infinito. Su esfuerzo ha contribuido a mejorar sus condiciones de vida.

Sin embargo, son muchos los que consideran que todavía los necesitan. “Tenemos miedo que el repliegue afecte a nuestra seguridad”, aseguran, “porque la corrupción y la criminalidad es muy importante”. El cooperante español en la zona Lorenzo Medina afirma que “las tropas siguen siendo necesarias en Kosovo porque la población civil serbia tiene todavía problemas con los albano-kosovares”.

¿Es el mejor momento para la retirada? El general Alejandre considera que “hay que pasar mensajes de que las misiones no durarán siempre. Se acostumbran mal los protegidos”.

Son muchas las razones de Defensa para marcharse de Kosovo. Diez años de misión ya pesan; nuestras Fuerzas Armadas tienen que atender a otros escenarios, operaciones como la de Afganistán y Líbano que cada día requieren un mayor esfuerzo de España; y, además, no es cómodo seguir actuando en un territorio cuya independencia España no reconoce.

Sea o no el buen momento para marcharse. Los soldados que dicen definitivamente adiós a Kosovo con la satisfacción de haber cumplido su deber y el recuerdo de los nueve compañeros que murieron en aquellas tierras frías de la antigua Yugoslavia.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+
0 comentarios