www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

chicago cae por sorpresa en la primera votación y tokio en la segunda

Madrid ya es finalista y se disputará los Juegos con Río de Janeiro

viernes 02 de octubre de 2009, 17:35h
Madrid 2016 sigue muy viva y ya ha despedido a dos rivales: Chicago y Tokio, que han caído en la primera y segunda votación, respectivamente. La corazonada late fuerte y en los próximos minutos se conocerá si el sueño olímpico se cumple.
Chicago ha quedado fuera de la carrera por los Juegos Olímpicos en la primera votación. La ciudad de Tokio ha seguido sus pasos al quedar última en la segunda ronda de la votación, por lo que quedan finalistas Madrid y Río de Janeiro.

Madrid o Río de Janeiro organizarán los Juegos Olímpicos de 2016, después de la eliminación de Chicago y Tokio en la primera y segunda ronda, respectivamente, de las votaciones de los miembros del Comité Olímpico Internacional (COI), celebradas en el Palacio de Exposiciones Bella Center de Copenhague.

Según informó el presidente del COI, el belga Jacques Rogge, la candidatura de Chicago obtuvo el menor número de votos en la primera ronda de los sufragios, que comenzaron a las 17.22 horas, en la que podían votar 95 de los 106 miembros de dicho organismo y fueron válidos 94.

En la segunda ronda de votaciones, a la que se incorporaron los miembros estadounidenses Anita DeFrantz y James Easton, los votos fueron 97 y los válidos, 96 pues se registró una abstención, que acabaron con las esperanzas de Tokio, sede de los Juegos en 1964.

A continuación comenzó la tercera y última ronda, con 99 votantes, ya que se añadían los japoneses Chiharu Igaya y Shun Ichiro Okano, pero los resultados no los hará públicos Jacques Rogge hasta una ceremonia que comenzará a partir de las 18.30 horas.

Madrid opta a albergar los Juegos por primera vez en su historia tras no conseguirlo en 1972 y 2012, algo similar a Río de Janeiro, que podría conseguir la cita por primera vez para Sudamérica tras fallar en 2004 y 2012.

Chicago, primera en caer
Ni las malas previsiones meteorológicas, ni el hecho de que fuera un día laborable impidieron que los chicagüenses acudieran a mostrar su apoyo a la candidatura de su ciudad para albergar los Juegos de 2016, aunque este encuentro que empezó con música, vídeos y regalos, terminó en disgusto. Los nervios y la tensión fueron apoderándose de los presentes en la plaza Daley, en el centro de negocios de Chicago, según avanzaba la mañana y poco a poco, cuando comenzó la votación, las conversaciones y las bromas dejaron paso a un silencio en el que parecía mascarse el drama.

Rabia, impotencia y algunas lágrimas, especialmente en los rostros de los voluntarios y miembros de la organización de la candidatura, contrastaban con las imágenes de júbilo de la ciudad vencedora que llegaban al corazón de Chicago por televisión. Acto seguido muchos de los presentes comenzaron pusieron rumbo hacia sus quehaceres diarios sin esperar a conocer las reacciones oficiales en Copenhague.

Tokio se despide
Tokio, el proyecto mejor valorado por el COI en la evaluación técnica que efectuó hace un año, ha sido eliminado en la segunda ronda de votaciones para elegir la sede de los Juegos Olímpicos de 2016. Tokio obtuvo una nota media de 8,3 en el examen técnico que hizo el COI en junio de 2008, frente al 8,1 de Madrid, el 7 de Chicago y el 6,4 de Río.

El proyecto tokiota fue defendido ante el COI en Copenhague por el nuevo primer ministro japonés, Yukio Hatoyama, quien hizo hincapié en el carácter ecologista de la candidatura y habló de "una gran metrópolis que puede florecer sin afectar al medio ambiente" y de la solidez económica de su plan.

Madrid salta de alegría
Los centenares de madrileños congregados en la Plaza de Oriente han botado de alegría al escuchar que Chicago y Tokio dejan de estar en la carrera olímpica, y ver "más cerca" que el sueño olímpico de Madrid puede hacer realidad en unos minutos.

La noticia de que dos de las más fuertes rivales de Madrid, Chicago y Tokio, dejaban de estar en la carrera olímpica ha sido recibida con gritos de triunfo y saltos de alegría en la Plaza de Oriente.