www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

Olvidar sería pecado

miércoles 11 de noviembre de 2009, 20:07h
Madrugada del 16 de noviembre de 1989 en la Universidad Centroamericana de San Salvador. De golpe y porrazo, unos soldados del Batallón Atlacatl del Ejército Regular salvadoreño, formados en Miami para acciones contundentes, penetra en el recinto donde duermen los jesuitas de la comunidad universitaria, los sacan a golpes fuera de la casa y los dejan tirados sobre un pequeño césped a la puerta del edificio. Al cabo, les ametrallan hasta dejarles muertos sobre la hierba. Mientras tanto, un soldado descubre a dos colaboradoras seglares que duermen en un edificio colateral, y hace lo mismo con ellas. Menos uno de los seis asesinados, todos eran españoles que habían entregado sus vidas desde muy jóvenes al pueblo salvadoreño, cuando fueron destinados a trabajar en el pequeño país centroamericano.

Cuando llegaron sus compañeros de otra comunidad cercana, el espectáculo era tremendo. Pero tales muertes conmovieron al mundo, insensible hasta entonces, y poco después, las fuerzas encontradas firmaban la paz en México. La sangre de aquellos mártires, que habían dejado sus vidas por la justicia que brota de la fe, comenzaba a resucitar en el pueblo salvadoreño. Lo mismo había pasado años antes con Monseñor Romero. Exactamente igual. Sus cuerpos reposan en un lateral de la Capilla de la Universidad, donde quien esto escribe ha rezado tantas veces solicitando perder el miedo cuando se trata de los derechos impresos por Dios en cualquier ser humano. Otra cosa es que lo haya perdido.

Tales muertes llegaron al corazón de muchos hombres y mujeres de aquel momento y les cambiaron la vida. Comprendieron el carácter comprometido e histórico del cristianismo, y no menos su ultimidad escatológica. De todo aquello, el próximo lunes hará nada menos que 20 años. Olvidarlo sería pecado.

Norberto Alcover

Profesor de la Universidad Pontificia de Comillas

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (3)    No(0)

+
0 comentarios