www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

caldo de cultivo para el fraude

A los españoles nos supone mayor esfuerzo pagar impuestos

viernes 13 de noviembre de 2009, 12:01h
Tener unos impuestos por debajo de la media de la UE no coloca a España en una situación más cómoda para llegar a fin de mes. La capacidad de consumo en nuestro país es inferior a la de la mayoría de nuestros vecinos comunitarios debido a unos sueldos más bajos que permiten disponer de menos dinero una vez descontados los tributos.
A pesar de situarse entre los países con los impuestos más bajos de la Unión Europea, España es el tercer Estado de la Eurozona donde los trabajadores tienen que soportar un mayor esfuerzo fiscal.

Este indicador pone en relación la carga impositiva con el nivel de renta, también entre los más bajos en este caso, y mide el peso que tienen los impuestos sobre el bolsillo de los contribuyentes.

De este modo, "si bien la presión fiscal en España no es de las mayores de Europa, aún menor es el nivel de renta per capita de los asalariados", por lo que, al final, "salimos perjudicados", según ha explicado a EL IMPARCIAL el portavoz de los Técnicos del Ministerio de Hacienda (Gestha), Javier Márquez.




En concreto, España es el segundo país con el salario medio más bajo, con 22.802 euros, únicamente superada por Portugal, frente a los 33.997 de media de la UE. Ello supone que el nivel de renta que queda a disposición de los ciudadanos, una vez pagados los tributos, es menor.

"No es lo mismo que a una persona con 10.000 euros le quiten el 40 por ciento que quitárselo a una con un millón de euros", ha aclarado Márquez, puesto que "la capacidad de consumo y la riqueza del segundo caso es mucho mayor".

O lo que es lo mismo: dos países con una presión fiscal idéntica realizan un "sacrificio" económico muy diferente cuando el nivel de renta de sus ciudadanos no es el mismo.

Ésa es la clave para que la menor presión fiscal de la que presume el Gobierno no sea proporcional al poder adquisitivo de los españoles. "Tu capacidad de asignar recursos para tu consumo se va a ver mermado si el esfuerzo fiscal es más alto", ha apuntado el portavoz de Gestha.

Sólo Italia y Portugal presentan una tasa de esfuerzo fiscal superior al español.

Subida impositiva
España es el país de la Zona Euro donde más ha crecido el esfuerzo fiscal de las rentas del trabajo en los últimos cinco años, sin tener en cuenta la reciente subida de impuestos anunciada por el Ejecutivo.

Además, con la restricción de la devolución de los 400 euros, "la carga tributaria va a volver a subir", según el presidente del Registro de Economistas Asesores Fiscales (REAF), Jesús Sanmartín.

Fiscalidad dual
El esfuerzo fiscal, en cualquier caso, es un dato estadístico medio. Sin embargo, Gestha advierte de que si consideramos los impuestos que soporta un español por el consumo (IVA e Impuestos Especiales), la presión fiscal se elevaría hasta el 47,01, y podría incluso superar el 50 por cien si se tienen en cuenta los impuestos sobre sucesiones o donaciones, transmisiones patrimoniales, actos jurídicos documentados, impuestos municipales, tasas, etc.

Así, una media del 37,8 por ciento "significa que hay agentes económicos que no son los asalariados cuya presión fiscal es mucho menor", con el agravante de que para éstos "la presión es real y efectiva", según Javier Márquez.

Una circunstancia que, según pronostican los expertos consultados por este periódico, será un incentivo para que el fraude fiscal y la economía sumergida sigan creciendo.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de El Imparcial

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.