www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

El Poder y la autoridad

jueves 19 de noviembre de 2009, 20:08h
Es amplia y rica la literatura que ha tratado la problemática del poder y la autoridad (o dominio) en la ciencia política y en disciplinas afines en el campo de las ciencias sociales, dado que dicha distinción remite a un aspecto central cual es el de la legitimidad de origen de las elites políticas.

Así es que, teniendo en consideración esa amplia literatura, podemos definir el poder como la imposición de un mandato u orden específico, haciendo uso de los diferentes mecanismos de coerción (física, psíquica, económica) para lograr tal propósito, mientras que la autoridad es definida como la probabilidad de hallar obediencia a un mandato determinado en la medida en que existe una voluntad de obediencia por parte de los gobernados, producto del reconocimiento social del que gozan los gobernantes, extensivo a las ordenes emanadas de los mismos.

Esta clásica distinción adquiere especial interés para entender el contexto político argentino del presente, en la medida en que la administración de Néstor y Cristina Kirchner ha logrado, a partir (y a pesar) de su derrota en las elecciones legislativas del 28 de junio pasado, preservar la iniciativa política logrando aprobar propuestas legislativas consideradas claves para la gestión presidencial durante los próximos dos años.

En este marco se inscriben entre otras la prórroga de la emergencia económica por el plazo de un año, el presupuesto para el ejercicio 2010 y la aprobación de la ley de medios de comunicación audiovisual habiendo el oficialismo logrado el concurso de aliados de carácter variopinto para hacer prosperar estas diferentes iniciativas. En estos días se encuentra en proceso de discusión una iniciativa de reforma política que contemple entre otros aspectos la posibilidad de celebrar elecciones internas abiertas y simultáneas. Merece ser destacado además los altos niveles de rechazo que registra las figuras de Néstor y Cristina Kirchner (aunque esta última en menor medida) en los diferentes sondeos de opinión pública llevados a cabo en los últimos meses

La conclusión a la que podemos arribar es que el incremento del poder de la pareja presidencial viene acompañado con la pérdida de reconocimiento social que había acompañado a la primera gestión presidencial de Néstor Kirchner y que encuentra su momento de quiebre durante el conflicto con el sector agropecuario ya durante la presidencia de Cristina Fernández, el cual se hará manifiesto en el terreno electoral durante las últimas elecciones legislativas del mes de junio.

Un oficialismo con poder y sin autoridad, una oposición con autoridad y sin poder: esta es la fórmula que sintetiza a la Argentina en la etapa de transición previa al recambio legislativo del 10 de diciembre próximo. Este panorama nos lleva a volver a interrogarnos, como en reiteradas ocasiones en columnas anteriores, si podrá la oposición hacer lo obvio en la Argentina.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios