www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

Victoria por la mínima (1-0) con dos expulsados

La pegada de Ibrahimovic decide el "clásico" ante un buen Real Madrid

domingo 29 de noviembre de 2009, 21:25h
El “clásico” del fútbol español ha respondido a las expectativas creadas. Ambos equipos salieron al campo a imponer su fútbol. La primera mitad fue para el conjunto madrileño, que maniató a los futbolistas blaugranas y tuvo varias ocasiones claras de gol, sobre todo de Ronaldo. Pero en la segunda mitad el Barça tuvo un cuarto de hora de gran fútbol e Ibrahimovic marcó el único tanto del encuentro. Busquets y Lass fueron expulsados por doble amarilla.
Pellegrini planteó una encerrona al Barcelona en la primera mitad y Guardiola trató de imponer su fútbol de toque desde el inicio, pero sin demasiada fluidez debido a la buena colocación defensiva blanca. El “clásico” se desarrolló con una gran intensidad y mucha tensión defensiva. La lucha por el control del balón fue la tónica general, con más llegadas del Real Madrid pero más peligro del Barcelona.

El encuentro echó a andar con el Barcelona tratando de jugar al fútbol de manera pausada y mover la pelota hasta cansar al Real Madrid, pero los blancos supieron cortar los automatismos de los pupilos de Guardiola y se lanzaban al ataque con combinaciones rápidas cada vez que robaban la pelota. La primera ocasión del partido la tuvo Marcelo, que estrenaba la estadística de tiros a puerta en el minuto 6, sin acierto.

Messi, centrado en regatear y tumbar rivales uno tras otros mostraba su gran clase en contadas ocasiones, la primera vez que lo consiguió abrió la pelota para Iniesta, que lanzó a puerta fácil para Iker Casillas. Xavi –muy vigilado durante todo el partido- envió un gran balón al futbolista argentino que Messi no pudo convertir en gol, en el minuto 13.

Pero el Real Madrid conseguía poco a poco nublar el fútbol catalán y pasó a controlar el ritmo del encuentro. Fruto del dominio parcial llegaron las ocasiones de Marcelo (minuto 21 y 26, sin consecuencias) y la clara de Cristiano Ronaldo en el minuto 20. Kaká recogió un balón en la frontal del área, regateó a Piqué con facilidad y se la puso a Ronaldo que no logró batir por bajo a Valdés. La ocasión más clara del Real Madrid acabó en córner.



Minutos más tarde, Sergio Ramos, muy serio en defensa y participativo en ataque, envió un balón muy ventajoso a Higuaín que el argentino no puedo recoger. Desde esta jugada –minuto 30- hasta el final de la primera parte, el juego no se concretó en ocasiones de gol ya que la intensidad provocaba robos y pérdidas continuas en ambos equipos. Al descanso empate a cero con el Real Madrid controlando al Barcelona y monopolizando las ocasiones claras, y además, con dos defensores amonestados, Arbeloa y Albiol.

La segunda mitad tomó el mismo cariz que el primer tiempo. El equipo de Guardiola trataba de encontrar la manera de hacer daño al Madrid por medio del toque, y los blancos cortaban las líneas de pase azulgranas para salir a la contra. La tensión del encuentro hizo que Lass y Busquets vieran tarjeta en los primeros 5 minutos del segundo acto.

En el minuto 50 Ibrahimovic debutaba en un “clásico” como jugador catalán y cinco más tarde anotaba el primer y único gol del encuentro. Alves metía el primer centro preciso del partido y el delantero sueco remató con potencia a la red. El Barcelona se adelantó en el marcador y se adueñaba de la pelota poco a poco, ante un desconcertado Real Madrid.

Pero el partido dio otro giro inesperado y Busquets vio su segunda amarilla en el minuto 60 tras cortar un pase con la mano. La inferioridad numérica encerró al Barcelona hasta el final del partido. El dominio de la pelota pasó a ser blanco y las ocasiones no tardaron en llegar. Ronaldo remató alto de cabeza un centro de Marcelo en el 65. Esa fue su última jugada, ya que fue sustituido por Benzema, al tiempo que Keita –perdido- dejó su sitio a Toure Yaya.

La única llegada clara del Barcelona hasta el final del encuentro llegó en el minuto 68. Xavi sacó magistralmente una falta lateral y Piqué remató con la cabeza un balón que rozó el palo de Casillas. Tras esta clarísima oportunidad los blaugranas se centraron en perder tiempo dando la pelota a Iniesta, Messi –que asumió su papel con mucho acierto- y tuvieron en un tiro cruzado de Abidal una gran ocasión, en el minuto 75.

Marcelo y Benzema tiraron a puerta muy lejos de su objetivo en los siguientes minutos, y en varias ocasiones no pudieron concretar buenas jugadas de Kaká por banda. Los balones del brasileño eran interceptados por Puyol –el mejor del Barça- en el último instante.

Con la pelota para el Madrid y el Barcelona encerrado llegó la última ocasión del encuentro en las botas de Messi. El argentino falló un mano a mano con Casillas, que sacó la pelota a base de reflejos. Era el minuto 88 y el Real Madrid no conseguía centrar sus ganas y concretarlas en ocasiones. Lass fue expulsado con la segunda amarilla por una fuerte patada a Xavi en el 89, y los tres minutos de descuento fueron del Barcelona, que retuvo el balón y los tres puntos en casa. Liderato para el club catalán y muy buena imagen del Real Madrid.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de El Imparcial

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.