www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

gas y el conflicto del Sahara

Buteflika y Zapatero hablarán el próximo 7 de enero en Madrid

lunes 28 de diciembre de 2009, 17:05h
En la agenda que el Presidente argelino Abdelaziz Buteflika trae para la cumbre hispano-argelina que se celebrara el 7 y 8 de Enero en Madrid, figuran tres puntos principales: la cooperación en materia antiterrorista, con el trasfondo del secuestro de los tres cooperantes españoles en Mauritania, la problemática bilateral en el tema energético, y el conflicto del Sahara Occidental.
El reciente secuestro de los tres humanitarios españoles en Mauritania por un grupo armado que dice pertenecer a la nebulosa terrorista de Al Qaeda del Magreb Islámico (AQMI), ha puesto indirectamente a Argel en el punto de mira. En efecto el grueso de este movimiento terrorista islámico viene de las filas del Grupo Salafista de Predicación y Combate (GSPC) argelino, y sus principales dirigentes son todos ellos de nacionalidad argelina. El régimen de Argel les ha acosado, diezmado y acorralado durante años, pero el AQMI parece haber cobrado nuevo vigor tras instalarse en la franja desértica del Sahel.

“Uno de los objetivos del viaje de Buteflika a España es el de conseguir una mayor cooperación de las grandes potencias para luchar contra el terrorismo en el Sahel”, aseguran fuentes argelinas. Argel cree que ella sola no puede hacer frente al fenómeno de los secuestros en esta región y quiere una mayor cooperación con Europa y Estados Unidos en materia militar, policial y de los servicios de inteligencia.

Con la intención de impermeabilizar las fronteras del sur del país por las que circulan sin grandes trabas las bandas de traficantes, contrabandistas y terroristas islámicos, el Ejército argelino ha decidido desplegar tres mil efectivos más que se suman a los quince mil militares que ya patrullan las fronteras de Argelia con Niger, Mali y Mauritania. “Una decisión exclusivamente militar – afirma el cotidiano en lengua árabe El Jabar – y que interfiere en una área reservada del Presidente”. Según el diario, la cupula militar está irritada por las criticas procedentes de sus vecinos según las cuales Argel “exporta sus terroristas”, y estima la actitud del Presidente Buteflika como excesivamente “blanda” hacia los terroristas.

Discordia energética
Las cuestiones energéticas ocuparán un lugar prioritario en las conversaciones de Buteflika en Madrid. La minicrisis provocada por la suspensión del contrato a Repsol-Gas Natural en la zona de Ghasi Touil, por el que las energéticas españolas perdieron 105 millones de euros invertidos además de quedarse sin el mayor contrato gasístico firmado por Argelia con empresas extranjeras, ha dejado consecuencias. El régimen argelino está endureciendo su política energética, cada vez más restrictiva. Ha pasado de un intento de liberalizar el mercado, permitir la privatización parcial del holding estatal SONATRACH y aceptar que socios extranjeros posean mayoría de capital en las empresas mixtas, a volver al predominio estatal en el monopolio de los recursos energéticos e imponer a los socios extranjeros la aceptación de empresas mixtas con mayoría argelina. No obstante Argel persigue su implantación en el mercado de distribución en España, y no ceja en su propósito de proceder a una revalorización de precios del gas.

No es por casualidad si la visita del Presidente argelino a España coincide con la decisión tomada esta semana pasada de proceder a un audit de las empresas que llevan la gestión de aguas en las principales ciudades del país, Argel, Constantina, Orán y Annaba. “Aguas de Barcelona” tiene a su cargo este proyecto en Orán. Hay que recordar al respecto que la causa “oficial” de la ruptura del anteriormente citado contrato de Repsol, fue “el retraso en el cumplimiento de las cláusulas del acuerdo”. Argumento que se perfila como una verdadera espada de Damocles que puede pender sobre cualquier proyecto de inversiones españolas en Argelia.

Conflicto triangular
La cuestión del Sahara estará presente en las discusiones que Abdelaziz Buteflika mantendrá en España con el Presidente Zapatero y con el rey Don Juan Carlos. Argel reprocha al gobierno español “su doble lenguaje” en el conflicto que opone el Frente Polisario al gobierno marroquí por la soberanía sobre la excolonia española del Sahara. La diplomacia argrelina sospecha que Madrid se inclina más a “sostener la posición marroquí” de ocupación de facto del Sahara, donde quiere aplicar una solución autonómica bajo soberanía de la monarquía alauita. Sin embargo, fuentes diplomáticas argelinas citadas por el periódico digital “Tout sur l’Algerie”, afirman que Argel no ha querido responder a las acusaciones de Rabat de instrumentalizar el asunto del Sahara para destabilizar a Marruecos, con el fin de “no entorpecer el intento español de jugar un papel en la búsqueda de una solución al conflicto”. El mandatario argelino pedirá sin duda explicaciones al Presidente español.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+
0 comentarios