www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

Extendió el período de los cargos públicos

Daniel Ortega da un nuevo paso para perpetuarse en el poder

lunes 11 de enero de 2010, 10:10h
El presidente de Nicaragua, el izquierdista Daniel Ortega, emitió un decreto que extiende el mandato de altos cargos electorales que respaldan su intento por reelegirse en el 2011. Se trata de una decisión que es potestad del parlamento, circunstancia que ha llevado a la oposición de derechas a acusar a Ortega de excederse en sus funciones y de usurpar competencias que sólo corresponde al poder legislativo.
El presidente de Nicaragua, el izquierdista Daniel Ortega, emitió un decreto que extiende el mandato de altos cargos electorales que respaldan su intento por reelegirse en el 2011. Se trata de una decisión que es potestad del parlamento, circunstancia que ha llevado a la oposición de derechas a acusar a Ortega de excederse en sus funciones y de usurpar competencias que sólo corresponde al poder legislativo.

Es al parlamento nicaragüense a quien corresponde designar a los altos cargos electorales. Sin embargo, los parlamentarios, divididos entre los partidarios de Ortega y los miembros de la oposición, aún no habían logrado un acuerdo sobre si debe o no cambiarlos. En este escenario ha aprobado Ortega el decreto, que ha justificado diciendo que con él quiere evitar un hipotético "vacío de poder".

"Para evitar un vacío de poder se ratifican y prorrogan en sus cargos (...), hasta tanto la Asamblea Nacional no nombre a nuevos funcionarios o ratifique a los actuales", dijo Ortega en una declaración pública en que explicó sus motivos para aprobar el decreto.

En octubre, la Sala Constitucional de la Corte Suprema dijo que Ortega -un ex guerrillero enfrentado contra Estados Unidos- podría presentarse a otra reelección, lo que fue respaldado de inmediato por las autoridades electorales. Esta decisión fue criticada por Estados Unidos, que afirmó que la decisión de este tribunal amenazaba el orden democrático. La oposición nicaragüense es de la misma opinión, y actualmente está buscando revertir el fallo de la Corte Suprema en la Asamblea Nacional.

Ortega fue presidente de Nicaragüa por vez primera en la década de 1980, cuando disfrutó del apoyo de Cuba y la desaparecida Unión Soviética. Pero en 1990 perdió el poder en las urnas y la oposición prohibió la reelección consecutiva. El ex guerrillero sandinista, aliado cercano del presidente venezolano, Hugo Chávez, regresó a la presidencia en el año 2007.

La oposición propondrá derogar el decreto

Por su parte, la oposición nicaragüense aseguró que presentará en el Parlamento una iniciativa de ley para derogar dicho decreto al que califican de "Golpe de Estado" y que de una "vocación totalitaria" de Ortega por permanecer en el poder.

El fue hecho este domingo, por separado, por dirigentes de los diferentes grupos opositores en la Asamblea Nacional, tras rechazar, por inconstitucional, un decreto ejecutivo que extiende arbitrariamente el período a magistrados de la Corte Suprema de Justicia (CSJ), Consejo Supremo Electoral (CSE) y otros importantes cargos públicos.

El principal dirigente del Partido Liberal Constitucionalista (PLC), el ex mandatario Arnoldo Alemán, dijo en una rueda de prensa que solicitarán ante el Congreso, en fecha que no precisó, la derogación de ese decreto vía iniciativa de ley. "Tenemos que declarar ilegal ese decreto que firmó el presidente, porque es inexistente", dijo, por su lado a periodistas el diputado opositor Eduardo Montealegre, de la Bancada Democrática Nicaragüense (BDN).

Entre tanto, el legislador disidente sandinista Víctor Hugo Tinoco, afirmó que el decreto es nulo, ya que acotó "que el único poder del Estado que nombra a altos cargos" es el Congreso, postura que sostendrá ante el convulsionado parlamento nicaragüense.