www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

Su prioridad, el acceso a la financiación

Almunia aboga por retirar las ayudas públicas este año

martes 12 de enero de 2010, 10:49h
El comisario español, Joaquín Almunia, se ha sometido a una audiencia pública de tres horas por parte del Parlamento Europeo, que ha examinado su idoneidad para ascender a comisario de Competencia, el departamento económico con más poder, en el nuevo Ejecutivo comunitario. Almunia se ha marcado como prioridad al frente de su nueva cartera ayudar a los Estados miembros a reestructurar su sector financiero y facilitar el acceso de las empresas a financiación. Además, ha asegurado que "europa saldrá este año de la crisis", por lo que ha abogado por retirar las ayudas públicas a los bancos a finales de 2010.
Joaquín Almunia, actual comisario de Asuntos Económicos y Monetarios, propuesto para la cartera de Competencia en el nuevo Ejecutivo de la UE, ha afirmado este martes que el momento adecuado para la retirada de los estímulos públicos a la economía, incluido el sector financiero, debe ser a finales de 2010.

"Con base en el análisis de la situación económica, la Comisión (Europea) tiene que decidir cuál es el momento adecuado para restablecer la situación anterior a la crisis. En principio, les avanzo que, si no cambian las expectativas que podemos tener acerca de la evolución de la economía, ese momento adecuado será el final de este año", ha afirmado Almunia ante los eurodiputados.

Almunia comparece esta tarde ante la comisión de Economía del Parlamento Europeo que debe evaluar su idoneidad antes de confirmarle en su nuevo cargo.

En su intervención inicial, el comisario ha recordado que los gobiernos europeos "han asumido obligaciones financieras enormes en apoyo al sector bancario".

"La Comisión Europea adoptó un marco temporal que ha permitido facilitar el acceso a la financiación durante la crisis, al tiempo que se protegía el mercado interior de distorsiones indebidas de la competencia".

Ahora, ha añadido, "la tarea principal consiste en asegurar la reestructuración de los bancos de manera que éstos recuperen la viabilidad necesaria a medio y largo plazo para desempeñar su papel financiando la economía real sin necesidad de fondos públicos".

"Debemos preparar desde ahora una estrategia de retirada de las ayudas recibidas aunque la aplicación de esa estrategia deba realizarse gradualmente, teniendo en cuenta las condiciones de la economía y los riesgos todavía vigentes para la estabilidad financiera", ha proseguido.

"Más allá de esta retirada ordenada del apoyo, el marco temporal de ayudas de Estado que se seguirá aplicando a la economía real pretende proporcionar liquidez a las empresas y facilitar su acceso al crédito".

La CE, ha indicado Almunia, "tiene que decidir cuál es el momento adecuado para restablecer la situación anterior a la crisis" y, si no cambian las expectativas, "ese momento adecuado será el final de este año".

Almunia ha subrayado igualmente que, en su nueva cartera, su prioridad absoluta "seguirá siendo la misma: superar la crisis y hacer que Europa salga de ella con un crecimiento sostenible, generando más y mejores empleos", ha argumentado.

"En este contexto, la política de competencia es una herramienta esencial para permitir a Europa competir en la escena mundial", ha resaltado.
Joaquín Almunia tiene garantizado el aprobado para convertirse en comisario de Competencia y vicepresidente de la Comisión porque su trabajo como comisario de Asuntos Económicos ha sido valorado muy positivamente, según explicaron fuentes parlamentarias. La Eurocámara someterá a votación al nuevo Ejecutivo comunitario el 26 de enero, junto con el nuevo equipo de José Manuel Durao Barroso.

"Garantizaré que la política de competencia ayude a una salida exitosa de la crisis manteniendo al mismo tiempo la igualdad de trato y protegiendo el mercado interior", afirma Almunia en respuesta a un cuestionario escrito que le ha dirigido la Eurocámara para preparar su examen.

En cuanto a este asunto, el ya ex comisario de Asuntos Económicos ha asegurado que "Europa saldrá de la crisis en 2010, si no cambian las expectativas actuales", por ello, ha abogado por retirar las ayudas públicas a finales de 2010.

"Utilizaré los instrumentos de competencia para ayudar a los Estados miembros a reestructurar empresas en el sector financiero y en la economía real y para facilitar el acceso de las compañías a financiación. Pero no dudaré en actuar para evitar carreras de subsidios perjudiciales o distorsiones indebidas", subraya el actual comisario de Asuntos Económicos.

Almunia anuncia además que usará "todas las herramientas" de la política de competencia para "hacer que los mercados den más beneficios a los consumidores, las empresas y la sociedad en su conjunto". A su juicio, una mayor competencia en los mercados constituye "un medio para promover el bienestar de los consumidores europeos, mejorar la competitividad de las empresas europeas y contribuir al crecimiento sostenible y a la creación de empleo".

Por ello, Almunia asegura que no dudará en actuar contra empresas o Gobiernos cuando encuentre pruebas de actuaciones ilegales como acuerdos entre competidores, abuso de posición dominante o subvenciones que distorsionen el mercado.

Se evaluará "caso por caso" prolongar las ayudas públicas a la banca
Joaquín Almunia, propuesto para la cartera de Competencia en el nuevo Ejecutivo de la UE, aseguró que evaluará "caso por caso" la posibilidad de prolongar los programas estatales de ayuda a la banca.

Durante su audiencia ante la comisión de Economía del Parlamento Europeo, que debe confirmar su idoneidad para ocupar el nuevo cargo, Almunia explicó que la Comisión Europea se halla inmersa en el proceso de decidir sobre la continuidad de los programas de estabilización financiera.

"Estamos tomando las decisiones caso por caso, prolongando los programas de ayuda en países donde el sector lo necesite", explicó Almunia, cuya audiencia comenzó quince minutos tarde, debido a que los eurodiputados no dejaban de acercarse a su tribuna para saludarle.

"Hay que conseguir volver a la normalidad lo antes posible", explicó Almunia, tras lo cual admitió que todavía existe "un grado de incertidumbre muy elevado", por lo cual es "muy difícil" establecer una fecha para retirar definitivamente las ayudas.

Almunia aprovechó la pregunta de un diputado alemán sobre el paquete de rescate de los bancos públicos regionales alemanes, para referirse al caso español.

"Yo procedo de un país que tiene un importante sector de cajas de ahorros. Siempre he defendido que las entidades financieras no son buenas o malas en función de su naturaleza jurídica, sino en la medida en que son solventes, en las condiciones en que prestan dinero y en la manera en que no incurren en riesgos que después tienen que pagar todos los contribuyentes", dijo.

En España, preocupa el hecho de que Bruselas marque el final de las ayudas estatales a la banca antes de que el sector de las cajas de ahorro español tenga tiempo de finalizar su reestructuración.

Ninguna entidad ha hecho aún uso del Fondo de Reestructuración Ordenada Bancaria (FROB) del Gobierno, que sigue pendiente de recibir la autorización de la antecesora de Almunia al frente de la cartera de competencia, Neelie Kroes, que confió en dejar solucionado el asunto antes de hacer el traspaso de poderes con el español, a finales de este mes.

Almunia reclama "instrumentos vinculantes" para la nueva estrategia económica
El comisario europeo Joaquín Almunia aconsejó "no cometer el mismo error" de 2005 y reclamó la introducción de "instrumentos vinculantes" para la aplicación de la futura estrategia económica europea que los veintisiete miembros de la UE empiezan ahora a diseñar.

Almunia citó el fracaso de la anterior estrategia (2000-2010) como el recuerdo "menos positivo" de su anterior responsabilidad en la Comisión (Asuntos Económicos y Monetarios).

"La Estrategia de Lisboa, cuando la revisamos en 2005, no fue lo suficientemente fuerte en sus instrumentos de aplicación y de vigilancia de la aplicación de los objetivos", reconoció ante los eurodiputados.

El año 2005, recordó, fue un momento en el que la economía europea volvía a crecer, tras la recesión del bienio 2002-2003. Además, añadió, los responsables europeos "teníamos la experiencia de la falta de resultados de los cinco años precedentes".

Almunia indicó que la Comisión Europea encargó entonces un informe a un grupo de expertos presidido por el ex primer ministro holandés Wim Kok sobre la mejora del plan fracasado, estudio "muy bueno" que planteó soluciones.

Ahora bien, "al final no fuimos capaces de convencer a los jefes de Estado o Gobierno en el Consejo Europeo de marzo de 2005 de tener instrumentos más vinculantes para hacer aplicar la estrategia", señaló el comisario, quien enfatizó: "No debemos cometer el mismo error".

En el lado positivo de su balance como comisario de Asuntos Económicos y Monetarios, Almunia mencionó la revisión en 2005 del Pacto de estabilidad y crecimiento sobre control del déficit público.

Dicha revisión "ha sido extremadamente positiva para tener un marco de disciplina presupuestaria flexible en un momento de crisis profunda como la que hemos vivido en esos dos últimos años", aseguró Almunia.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de El Imparcial

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.