www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

RAJOY, EL PASTELERO, AGUIRRE Y COBO

jueves 28 de enero de 2010, 14:05h
Rajoy no quiere aplastar a Cobo porque sabe que el vicealcalde es hombre honrado, independiente y peligroso. Le preocupan aún más las intemperancias de Esperanza Aguirre, que ha llegado a disputarle la presidencia del PP abiertamente. Así es que ha pasteleado de forma indecorosa y el resultado ha sido un cachete simbólico para Cobo con el fin de que Aguirre pueda decirle a los suyos que tenía razón y disimular como si se sintiera satisfecha.

      Ni Martínez de la Rosa, a quien los madrileños llamaban Rosita, la pastelera, hubiera cerdeado de forma tan descarada. Rajoy se está dejando muchos jirones de seriedad en las alambradas de Génova pero sabe que, salvo catástrofe impensable hoy por hoy en autonómicas y municipales, se medirá las fuerzas en el año 2012 con Rodríguez Zapatero. Y puede ganar.

      Puede ganar pero no le bastará una victoria por escaso margen porque Zapatero ha demostrado su capacidad para el pacto con el Partido Comunista y con los nacionalismos del más vario pelaje, CiU, incluida. Incluso ha tonteado seriamente con Coalición Canaria.

      La solución del conflicto Aguirre-Cobo ha sido un nuevo pastel de Rajoy. Como el presidente del PP no quería enfadarse con ninguno, ha optado por la solución merengosa: pasar página y echar tierra al asunto con sanciones simbólicas. El simpatizante del PP no se enterará si es verdad lo que decía Cobo sobre Aguirre o si por el contrario, le asiste la razón a Aguirre en su diatriba contra Cobo.

     
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de El Imparcial

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.