www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

Garzón, a la espera de Argel y Rabat

El conflicto del Sahara envenena la relación de España con el Magreb

miércoles 24 de febrero de 2010, 09:44h
La Asociación Asadedh, de defensa de los derechos humanos de los saharauis, ha manifestado su asombro e inquietud ante la decisión del Juez Baltasar Garzón de “archivar la denuncia” interpuesta por dicha ONG contra 24 miembros del Frente Polisario y 3 militares argelinos por torturas, malos tratos y desapariciones de ciudadanos saharauis, “hasta que los ministerios de Justicia de Marruecos y Argelia respondan a la Comisión rogatoria” enviada por el magistrado a los mismos.
Garzón había admitido a trámite la querella interpuesta por Asadedh por "genocidio" a mediados del año 2009, y puso en marcha los procedimientos legales necesarios. Seis meses más tarde, ni el Ministerio de Justicia argelino, ni el marroquí han respondido a sus requerimientos demandando si las personas incriminadas tienen o no denuncias pendientes en ambos países.

Ramdan Messaud, presidente de la Asadedh, considera lógica la falta de respuesta argelina ya que “hay oficiales argelinos involucrados en los crímenes denunciados” y que “los centros de tortura –en los que estuvieron internadas las víctimas– se encuentran en territorio argelino”. La prisión de Errachid controlada por el Polisario está a 25 kilómetros de Tinduf, en suelo bajo soberanía argelina.

En cambio, la organización Asadedh, encuentra “totalmente incomprensible e injustificable” la falta de respuesta del Ministerio de Justicia marroquí. El Juzgado Central de Instrucción nº5, que dirige Baltasar Garzón, remitió a Rabat en noviembre la Comisión rogatoria. El silencio marroquí es interpretrado en algunos medios políticos como un intento de no “complicar aún más” las tensas relaciones ya existentes entre el gobierno de Rodríguez Zapatero y el régimen de Argel. “Es posible que después de la firma del acuerdo de Estatuto avanzado entre Marruecos y la Unión Europea prevista para el 8 de marzo en Granada, el gobierno mnarroquí responda a Garzón” apunta una fuente diplomática.

El conflicto del Sahara Occidental y sus ramificaciones sigue envenenando las relaciones de España con el Magreb. Las “negociaciones directas” entre los contendientes, Rabat y el Frente Polisario, están en suspenso. Y todas las iniciativas emprendidas por la diplomacia española han chocado con las posiciones inamovibles de los protagonistas del conflicto. Sin embargo, Ramdan Messaud recuerda al juez Garzón que “las víctimas querellantes” de la denuncia actualmente archivada, “son en su mayoría o españoles o nacieron bajo bandera española, mientras el territorio del Sahara estaba bajo su administración”, con lo que no se justifica el archivo de la causa.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+
0 comentarios