www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

Al duplicarse el nivel de polen

Alertan de una primavera "intensa" para los alérgicos

jueves 04 de marzo de 2010, 13:57h
El coordinador del Comité de Aerobiología de la Sociedad Española de Inmunología Clínica (SEAIC), Javier Subiza, ha señalado este jueves, en rueda de prensa, que las concentraciones acumuladas de polen de gramíneas, que aparecen en abril, mayo, junio y julio, superarán los 5.100 granos por metro cúbico de aire, frente a los 2.800 de 2009.

Subiza ha afirmado que la pluviosidad de septiembre, octubre y noviembre ha estado muy por debajo de la media registrada en años anteriores, pero en diciembre, enero y febrero de 2010 ha duplicado las cifras del pasado ejercicio.

El doctor ha argüido que el cambio climático les tiene algo despistados, porque, pese a una experiencia de treinta años en la medición de pólenes, los últimos ocho han sido totalmente atípicos. Ha recordado que desde 1995 se vienen registrando inviernos mucho más calurosos, mayor número de días de sol y temperaturas "más altas" que "sorprenden" a los expertos.

Sin embargo, ha apostillado que este año está siendo "normal", como los inviernos "antiguos", aunque en general la polinización está empezando y terminando antes.

Los de la "España seca", peor
El doctor Tomás Chivato, jefe clínico del Servicio de Alergia del Hospital Central de la Defensa "Gómez Ulla" de Madrid y presidente de la SEAIC, ha apuntado que los que peor lo pasarán serán los alérgicos de la "España seca", es decir, quienes residan en Madrid, Castilla La Mancha, Extremadura y el norte de Andalucía.

Chivato ha destacado que, cuando las primaveras son "intensas", las visitas a urgencias de los alérgicos se multiplican por tres y por seis la venta de antiestamínicos. Entre el 20 y 25 por ciento de la población presenta rinitis alérgica y entre el 5 y el 10 por ciento asma, unos porcentajes "muy significativos", no sólo por la importancia de la propia enfermedad sino porque es una patología cada vez más prevalente.

La doctora Victoria Cardona, responsable de la Sección de Alergología del Hospital Vall d'Hebrón de Barcelona, ha explicado que hay diversas teorías que justifican el aumento de alérgicos, que han pasado del 0,4 por ciento de la población en 1956 al 20 por ciento en la actualidad.

Las investigaciones apuntan a la contaminación atmosférica y al exceso de higiene que convierte en "perezoso" al sistema inmunológico y produce respuestas inadecuadas.

Acudir al médico antes de manifestar síntomas
Como medida preventiva, los alergólogos recomiendan que el enfermo acuda al médico antes de adentrarse en pleno periodo de polinización y manifestar síntomas. Chivato ha aconsejado que los afectados no permanezcan en parques, jardines o zonas de abundante vegetación, evitando especialmente el césped.

El polen se libera únicamente durante el día y por la noche disminuye su concentración, que llega a ser alta de cinco a diez de la mañana, debido al efecto de inversión térmica nocturna.

De ahí que sea conveniente cerrar las ventanas de la habitación y mantenerla en la penumbra la mayor parte del día y, por último, tener en cuenta que los días secos y calurosos son los que tienen mayor acumulación de pólenes, sobre todo si vienen tras una lluvia.

Aunque sólo un 10 por ciento de los alérgicos se vacuna, el doctor ha recalcado que la inmunoterapia es el único tratamiento etiológico que puede modificar la evolución de la enfermedad.

En cuanto a la medicación sintomática, ha concluido que lo más eficaz son los corticoides tópicos, nasales o por inhalación bronquial, si bien en todos los casos debe de consultarse al especialista antes de su administración.

Por último, Chivato ha advertido que es necesario tomar la medicación una o dos semanas antes de que se inicie la primavera, para que resulte más eficaz.