www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

Ojo, porque Mayor Oreja suele tener razón

José Antonio Sentís
x
directorgeneralelimparciales/15/15/27
martes 23 de marzo de 2010, 21:07h
La vicepresidenta en funciones, María Teresa Fernández de la Vega, se ha puesto como una hidra ante las declaraciones de Jaime Mayor Oreja en las que ha asegurado que tiene la certeza de que hay en marcha una nueva negociación con Eta, que la banda pretende con ella participar en las municipales del próximo año y que está dispuesta a devolver el favor a Zapatero en las Legislativas de 2012. Y todo ello, porque Eta y Zapatero coinciden en una cosa: a ambos les interesa una España debilitada.

El problema que tiene De la Vega es que Jaime Mayor suele acertar en sus diagnósticos. Quizá aquí se equivoque, y peque de suspicaz. O quizá no, porque lo que está archidemostrado es que la verdad, para Zapatero, es un concepto discutido y discutible. Y que es capaz de decir una cosa y la contraria en apenas días sin que se le tuerza el gesto.

Sin ir más lejos, en meses alternos bajar los impuestos es de derechas o de izquierdas; dar una financiación de 10.000 millones de euros a las Autonomías es de justicia, como es de justicia ahora reclamárselos; dar cuatrocientos euros refuerza la economía y quitarlos es bueno contra la crisis; la inversión pública es importante hasta que deja de serlo; las políticas sociales son intocables, hasta que llega la necesidad de recortar el déficit a cargo, precisamente, de esas partidas…

Llevado al terreno de Eta, tres cuartos de lo mismo: Otegui puede ser un hombre de paz, o no; Josu Ternera, una víctima a proteger o un asesino a perseguir; el pueblo vasco tiene derecho a la autodeterminación, o quizá deje de tenerlo...

¿Por qué no creer que Zapatero vuelva a caer en la tentación de negociar, pensando que ahora sí, que ahora lo hará mejor? Si le gustaba el objetivo de la foto como el nobel de la paz que logró la neutralización de Eta, ¿por qué va a dejar de soñar con ella, aunque la realidad tozuda de los terroristas esté siempre en la T-4 y no en los verdes campos de Irlanda?

No hace falta que la aún vicepresidenta (si seguimos dándola por destituida, seguro que Zapatero la mantiene) se enfade. Más aún, es posible que ella misma no tenga por qué tener idea de unos presuntos sondeos al mundo etarra. A fin de cuentas, ella no es José Blanco ni Rubalcaba. La prueba del algodón sobre si Zapatero negocia o no con los terroristas estará en las próximas municipales.

Si los etarras vuelven a colar otra marca blanca como la que lograron en las anteriores elecciones locales, con la vergonzosa colaboración del Gobierno, estará claro que Zapatero ha vuelto a mentir. Si los etarras pierden por fin toda (repitamos: toda) cobertura institucional, Zapatero habrá dicho la verdad, y Jaime Mayor se habrá equivocado.

¿Aparecerá una presunta escisión “política” de Eta que pueda, por “renunciar a la violencia”, presentarse? Ése puede ser el factor que despeje la x de la dignidad, o más bien de la indignidad, nacional. Porque, si nos hicieran tragarnos ese anzuelo, los que mandan en Eta con pistolas o micrófonos habrían pasado de matarnos a tiros a morirse de risa.

José Antonio Sentís

Director general de EL IMPARCIAL.

JOSÉ A. SENTÍS es director Adjunto de EL IMPARCIAL

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (3)    No(0)

+
0 comentarios