www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

Canal de Experiencias Hidrodinámicas

Los buques de la Armada se prueban en tierra de secano

domingo 04 de abril de 2010, 20:48h
Aunque suene a paradoja es cierto. Los buques de la Armada española se prueban muy lejos del mar. En concreto, los ensayos de miles de embarcaciones navales, mercantes, pesqueras y deportivas se realizan a pocos kilómetros del centro de Madrid. Eso sí, en el Canal de Experiencias Hidrodinámicas del Pardo hay agua suficiente para que los barcos naveguen en calma, en marejada, bajo fuerte marejada y con mar gruesa. Por Blanca de Ugarte
Los investigadores del Canal de Experiencias Hidrodinámicas del Pardo (Cehipar) trabajan para que los buques de la Armada española naveguen como es debido y sean seguros. Los examinan desde el puente hasta la quilla y con una mirada muy especial a la hélice. Son los técnicos de la ITV naval.

Canal de Aguas Tranquilas. Foto:Cehipar


El Cehipar cuenta con unas enormes instalaciones para probar los modelos a escala de embarcaciones militares pero también mercantes, pesqueras y deportivas. Cuenta con 120 canales y una avanzada tecnología para construir en 82 años 2.720 modelos de buques y 2.550 hélices. Desde 1928 ha practicado ya más de 25.000 ensayos.

Ensayo con remolque en el Canal de Aguas Tranquilas Foto:Cehipar
Es en el Canal de las Aguas Tranquilas donde se pone a prueba el arrastre y la tracción del buque, su resistencia y la medida de la estela que deja en el agua al navegar. A lo largo de sus 320 metros, el prototipo es tirado por el carro remolcador que lo mueve a 20 nudos. Los expertos se ayudan de cámaras para ver cómo el casco corta el agua y examinar la autopropulsión del buque. Mediante vídeos submarinos deciden la orientación y situación de los apéndices de la embarcación.

Ensayo de una hélicePor su parte las hélices pasarán sus exámenes en el Túnel de Cavitación. Cuando este propulsor alcanza cierta velocidad produce el efecto hidrodinámico caracterizado por la aspiración en vacío. Este vacío provoca ruidos dentro del agua. Evitar los ruidos es fundamental pues son detectables por el sónar enemigo y además es muy peligroso ante la presencia de minas.

Centrados exclusivamente en las hélices, los científicos de este Túnel analizan cómo se comportan estos propulsores por libre e instalada en una réplica del buque. Exponen las hélices a fluctuaciones de presión, a diferentes movimientos y ponen a prueba su erosión.

Estos estudios son útiles también para la economía porque el diseño adecuado de las hélices y del casco del buque permite ahorrar hasta un 5 por ciento de combustible.

El llamado Canal de Olas. Foto:Cehipar


Ensayo de comportamiento en la mar Una vez hechos los exámenes pertinentes a la embarcación y su propulsor, toca someterla a las condiciones más extremas para comprobar que es capaz de resistirlas. Para ello está el "Canal de Olas", el Laboratorio de dinámica, un canal de 150 metros de largo, 30 de ancho y 6 de profundidad. Con una moderna tecnología capaz de producir olas de envergadura y vientos hurcanados, los investigadores del Cehipar observan si el buque se mantiene estable a pesar de la mar gruesa.

De izda. a dcha. y de arriba abajo Talladora de Control Numérico, Tallando una hélice con la fresadora de control numérico, Ensayo de Cavitación y Túnel de Cavitación. Fotos: Cehipar


¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios