www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

Israel, o la hipertrofia defensiva

Víctor Morales Lezcano
viernes 11 de junio de 2010, 17:00h
El novelista judío, Amos Oz, acaba de expresarse del modo que sigue: “Cualquier intento de usar la fuerza, no en defensa propia o como medida preventiva, sino en cuanto un medio para triturar problemas y ahogar ideas, no conducirá sino a mayores desastres; como el que nos hemos causado en las aguas internacionales que lindan con las costas de Gaza”.

Es evidente para todos que Amos Oz se refiere a la flotilla de pequeñas unidades navieras que, en nombre del <>Movimiento para Una Zona de Gaza Libre (Free Gaza Movement) -con sede en Chipre y de financiación turca-, inició entre 2007-2008 la ruptura del cerco israelí al millón y medio de ciudadanos palestinos concentrados en la faja territorial de Gaza.

El cerco militar con que los gobiernos israelíes decidieron aislar el territorio de Gaza encontró su razón de ser en el triunfo electoral de Hamás en este reducto para el ostracismo -e, incluso, prisión al aire libre- en que ha sido convertida Gaza desde entonces (2007).

No es la primera vez en la historia de la opresión de un pueblo por otro y de la ocupación de un país por las tropas de una potencia invasora, que los verdugos recurren a todos los medios a su alcance para acallar las protestas de -o reducir a cenizas, si necesario, a- los represaliados de turno.

Sin embargo, como nos recuerda la página histórica y musical de la verdiana ópera Nabucco, no basta el ejercicio de la violencia para enterrar definitivamente la levadura de una idea grande y justiciera: tal cual es la idea de una patria en busca de un Estado que viene movilizando al pueblo palestino, incluso antes de 1948.

El recurso a la disuasión del oponente mediante el uso de no importa qué medios, como hemos visto hace escasamente un par de semanas en aguas internacionales limítrofes a las del sur de Israel (puerto de Ashdad) y, muy en particular, a las del territorio ocupado de Gaza, es un recurso que el derecho y la razón condenan y repelen. Debido, por tanto, a la carga moral que acarrea el episodio histórico acaecido el lunes 31 de mayo de 2010, no ha terminado de convencer el ¿comentario?/ ¿sugerencia de programa de acción futuro? que ha comunicado el presidente de los Estados Unidos al conocido “as de las ondas”, Larry King, a través de la cadena CNN: “Lo que ahora importa -afirmó Obama- es salir del impasse en que nos encontramos, valernos de esta tragedia como si fuera una oportunidad para considerar la preocupación securitaria de Israel, aunque al mismo tiempo, podamos abrir una oportunidad a los palestinos”.

Ha habido una avalancha de argumentarios, de juicios de valor, de reprimendas moralizantes de toda suerte, a raíz del suceso. Entre las voces que han alcanzado una advertencia muy tempestiva, apunto a la de Thomas Friedman desde su atalaya periodística en Nueva York. Una advertencia sobre la novedad que ha introducido el episodio de marras en el cuarto de banderas medio-oriental.

Víctor Morales Lezcano

Historiador. Profesor emérito (UNED)

VÍCTOR MORALES LEZCANO es director del Seminario de Fuentes Orales y Gráficas (UNED) y autor de varias monografías sobre España y el Magreb

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios