www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

aprobada la reforma laboral

CiU y PNV se abstienen ante una reforma fruto del fracaso del diálogo social

martes 22 de junio de 2010, 20:37h
Los grupos parlamentarios de CiU y PNV reafirmaron sus abstenciones ante la convalidación del decreto ley de reforma laboral porque es incompleta, debe mejorarse y llega fruto del fracaso del diálogo social.
El portavoz de CiU en la Comisión de Trabajo, Carles Campuzano, reconoció durante el debate de esta tarde en el pleno del Congreso que la reforma propuesta por el Gobierno "no supone una revolución del sistema de relaciones laborales" ya que es "insuficiente". Dijo que "quedan aspectos sustanciales a debatir" como mejorar la flexibilidad interna de las empresas o las políticas de formación y aseguró que, pese a que hay medidas positivas para CiU, el decreto ley contempla mejores condiciones para despedir que para contratar.

Campuzano criticó que la reforma "llegue mal, desde el fracaso social" y aseguró que "las mejores reformas laborales fueron fruto del acuerdo" y las que no fueron consensuadas "tuvieron enormes dificultades en su puesta en marcha". "Se ha perdido demasiado tiempo", aseveró, tras añadir que "los prejuicios ideológicos y la obsesión táctica del Gobierno ha impedido tomar medidas".

Desde el PNV, el diputado nacionalista Emilio Olabarria incidió en que la reforma laboral del Gobierno supone el fracaso del diálogo social, "que en estos momentos está roto" y dijo que la reforma lo que hace es complacer al mercado, "que nadie sabe quién es, ni qué forma tiene, ni a qué dedica el tiempo libre". En su opinión, esta reforma laboral está mal enfocada ya que considera que la regulación de las situaciones laborales ha empeorado por su rigidez, algo que "es falso".

Olabarria pidió acometer correcciones profundas en el decreto con enmiendas que se puedan introducir en la tramitación parlamentaria y criticó, entre otras cosas, que con la reforma del Gobierno las empresas puedan afrontar la crisis con una reducción de plantilla "a un precio que no era demasiado caro, pero que ahora será todavía más barato".

En este sentido, subrayó que el precio del despido será el correspondiente a los 20 días por año trabajado por naturaleza económica, debido "a la elástica definición que se hace de esta modalidad". También UPN anunció su abstención a la convalidación del decreto ley pese a que su diputado Carlos Salvador afirmó que la reforma "llega muy tarde, es insuficiente e incompleta", y además genera incertidumbres hasta que se apruebe definitivamente.

Por su parte, Rosa Díez, de UPyD, partido que también se abstendrá, dijo que la reforma se ha hecho por presiones externas y que no clarifica ni resuelve los problemas del mercado laboral, ya que mantiene el problema de la dualidad entre contratados fijos y temporales y no aborda la negociación colectiva o la cobertura de los parados que agotan su cobertura.

Desde Coalición Canaria, que también se abstendrá, el diputado José Luis Perestelo añadió que la nueva regulación del despido "no es la más afortunada" y criticó que el Fondo de Garantía Salarial (Fogasa) pueda financiar parte de las indemnizaciones por despido en un momento de crisis.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de El Imparcial

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.