www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

Buscará la reforma del sistema financiero

América Latina buscará protagonismo en la Cumbre del G20

viernes 25 de junio de 2010, 14:02h
Arranca en la ciudad canadiense de Toronto la Cumbre del G-20, evento en donde las grandes potencias se congregan con las economías emergentes con el fin de consolidar acuerdos comunes que permitan un mejor desarrollo del sistema financiero global. Argentina, México y Brasil conforman la representación latinoamericana, la cual buscará instar reformas en el seno del Banco Mundial (BM) y el Fondo Monetario Internacional (FMI).
Los presidentes Felipe Calderón (México), Cristina Fernández de Kirchner (Argentina) y Luiz Inacio Lula da Silva (Brasil), nuevamente serán los responsables de abogar por los intereses de América Latina en la primer encuentro del G20 de 2010. Los tres países llegan a Canadá con posturas comunes debajo del brazo tanto en la necesidad de reestructurar las instituciones financieras internacionales tales como FMI y el BM, como acentuar la participación de las denominadas “potencias emergentes” en dichos organismos, al igual que con el mismo ímpetu y aspiraciones las naciones Asiáticas en convertirse en la llave para la resolución de la crisis económica.

En este sentido el mandatario brasileño llega a Toronto con el firme propósito de potenciar la unidad dentro del bloque de países cuyo crecimiento y desarrollo económico le han sentado en la misma mesa que los gigantes del G-8. Un objetivo, cuyas bases Lula comenzó a asentar en el pasado mes de abril en Brasilia con el Foro de Diálogo IBSA, conformada por Brasil, India y Sudáfrica; y la reunión de los llamados países BRIC (Brasil, Rusia, India y China).

PIE DE FOTOPor su parte, la Jefa de Estado de Argentina, hará hincapié en promover lo que ella define como un “rediseño” de la arquitectura financiera internacional, debido a que considera que el aparato que mueve y dirige la economía internacional se está quedando obsoleto frente a las necesidades y dinámicas del mundo actual. Lo que augura que Cristina Fernández mantendrá su postura crítica frente a las organismos internacionales.

Pero mientras Brasil y Argentina asisten a la cumbre con una mirada global de cara al futuro, México se dará a la tarea de llevar los contextos de la agenda iberoamericana al presente y tratará de tejer alianzas diplomáticas con Europa para impulsar la recuperación de la crisis mundial, en donde América Latina puede convertirse en la clave para la solución, debido a que ha sido la menos afectada por el debacle económico.

Para ello Felipe Calderón ha comenzado a preparar el terreno sosteniendo conversaciones previas al encuentro con los primer ministros de Reino Unido, David Cameron, y el de Canadá, Stephen Harper, a fin de promover un consenso ante las reformas financieras que tanto él como sus monólogos de Brasil y Argentina busca plantear en el pleno del G-20 y que van a tono con la postura canadiense, que intentará de persuadir al conjunto de países de instaurar su modelo antiproteccionista y en pro de la reducción del déficit fiscal.

A diferencia de citas anteriores, la representación latinoamericana se muestra unánime y sólida en cuanto a los planteamientos a tratar en Toronto. El carácter cada vez más estratégicos de las potencias emergentes de cara a la sanación de la economía internacional sitúa a países como Argentina, México, pero sobre todo Brasil en una buena posición dentro del G-20 y ante los peces gordos del G-8.