www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

Se insiste en vigilar el déficit público

América Latina, complacida por los resultados de la Cumbre del G-20

lunes 28 de junio de 2010, 09:49h
Los tres países latinoamericanos del G20, México, Brasil y Argentina, mostraron su satisfacción con el resultado de la Cumbre de Toronto, en la que se acordó que es necesario realizar políticas de ajuste sin dañar el crecimiento económico.
El comunicado difundido al final de la cumbre del G20 señala que la sanidad de las finanzas públicas "es esencial para sostener el crecimiento económico", pero también realiza concesiones a los países emergentes y Estados Unidos, que advertían de que una retirada súbita de los estímulos pueden dañar la recuperación económica.

El secretario de Hacienda de México, Ernesto Cordero Arroyo, evidenció esa doble postura al señalar que a corto plazo la política de estímulos es correcta pero que en el largo plazo hay que vigilar el déficit público.

"Nosotros pensamos que una política fiscal expansiva tiene sus méritos, puede ayudar en el corto plazo. Pero en estos momentos lo que más ayuda para generar inversión, crecimiento económico en todo el mundo es que haya certeza de que las economías están en orden, de que hay orden en casa", indicó Cordero durante la Cumbre.

Por su parte, el ministro de Finanzas de Brasil, Guido Mantega, expresó su satisfacción por el toque de atención que el grupo de los países más industrializados del mundo ofrece a la necesidad de no dañar la recuperación en aras de reducir los déficit. "En esa posición nosotros vencimos de modo que los países van a continuar estimulando la recuperación", dijo en rueda de prensa Mantega.

El ministro brasileño, que viajó a Toronto en representación del presidente Luiz Inacio Lula da Silva, quien se quedó en Brasil por las inundaciones en el noreste del país, dijo que el compromiso alcanzado este fin de semana en Toronto implica que esa política de ajuste se llevará adelante sin perjudicar el crecimiento.



El tercer representante latinoamericano en la Cumbre, Argentina, también mostró su satisfacción de que la voz de los países emergentes estuviese reflejada en el comunicado final de la reunión.

La presidenta argentina, Cristina Fernández de Kirchner, dijo que la reunión reflejó las dos posturas, los que abogan por más estímulo y los que prefieren la contención de los déficit, pero destacó que no hubo "choque de ambos mundos", según señala la página oficial de la presidencia. "Se vieron claramente las dos posturas, una que sostiene que no hay que realizar ajustes y seguir manteniendo las medidas contracíclicas asegurando el trabajo, y la otra postura distinta que es la que está poniendo en práctica la eurozona y que la vemos en Grecia y en España", afirmó.

El acuerdo llegado en Toronto establece el compromiso de las economías avanzadas de reducir a la mitad su déficit para el 2013 y reducir o mantener el peso de su deuda en el 2016.

El anfitrión de la reunión, el primer ministro canadiense, Stephen Harper, dijo durante la rueda de prensa final que tenía confianza "de que todos los países cumplirán sus compromisos" aunque sólo sea por la presión que ejercerán los mercados.

Pero Mantega se mostró más escéptico. "Yo creo que algunos países tendrán dificultades. Otros países lo conseguirán. No voy a decir los que no lo consiguen", afirmó Mantega quien sí señaló a Alemania y Francia como los que lograrán el objetivo.

En cuanto a la reforma de las instituciones financieras, el presidente mexicano, Felipe Calderón, señaló durante una intervención en el pleno del G20 que estaba de acuerdo con "la necesidad de establecer una definición de capital y de estándares de liquidez más estrictos, los cuales consideren las dificultades para medir adecuadamente los riesgos".

Por su parte, Kirchener destacó la importancia de que durante la próxima Cumbre del G20, a celebrar en noviembre de este año en la capital surcoreana, Seúl, se tengan normativas sobre el sistema financiero internacional.

Mantega mostró su satisfacción de que la reunión de Toronto haya impulsado la reforma financiera después de que el grupo se comprometiese a tomar las medidas necesarias para fortalecer el sistema financiero, disminuir el riesgo y la volatilidad al tiempo que incrementan la transparencia.