www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

165.510 policías estarían recibiendo pagos de los cárteles

La Policía de Juárez arresta a sus jefes por colaborar con los narcos

lunes 09 de agosto de 2010, 09:31h
Cientos de agentes de la Policía Federal se insubordinaron y bloquearon este fin de semana durante varias horas avenidas en Ciudad Juárez, localidad mexicana fronteriza con EE.UU., para protestar contra los malos tratos que recibían por parte de sus superiores, según fuentes oficiales
La Secretaría de Seguridad Pública (SSP) confirmó que cuatro mandos habían sido retirados del operativo en la urbe para ser investigados por presunta corrupción por parte del departamento de Asuntos Internos de la corporación.

Alrededor de 250 policías bloquearon las avenidas Adolfo López Mateos y Hermanos Escobar, en el norte de esta urbe vecina con El Paso (Texas), frente al hotel La Playa, donde al parecer se encuentra uno de sus mandos que tiene nexos con el crimen organizado y les obliga a extorsionar a la gente. Los policías se rebelaron contra varios mandos, en particular frente al comandante Salomón Alarcón, a quien acusan de "sembrarles" armas y droga (ponérselas para que puedan ser detenidos) si no le obedecen.

Durante la manifestación los uniformados armados exigieron la destitución definitiva de Alarcón, al tiempo que golpearon a un subalterno del comandante y gritaron consignas contra el mando. Finalmente los insubordinados reclamaron la presencia del comisionado general de la Policía Federal, Facundo Rosas, para que haga frente a las denuncias que han hecho y desistieron de la protesta.

Por la tarde la SSP los relevó del operativo. Aunque la identidad de los jefes no ha trascendido el periódico Reforma, en su edición electrónica identifica a tres de ellos: Salomón Alarcón, conocido como "El Chamán"; Ricardo Duque Ortega, apodado "El Duque"; y Joel Ortega.

Ciudad Juárez es desde 2008 la urbe en la que se registra más violencia debido, fundamentalmente, a que dos carteles de las drogas, el de Juárez y el de Sinaloa, se disputan el control de la zona.

El pasado 8 de abril la policía federal asumió el control de las labores de seguridad pública dentro de una nueva estrategia gubernamental contra la inseguridad que restó peso al Ejército. La medida se puso en marcha después de que el Gobierno del presidente Felipe Calderón fue muy cuestionado por la inseguridad de esta ciudad.

Para la atención de la zona urbana de Ciudad Juárez se cuenta en estos momentos con 5.000 elementos de la Policía Federal y el Ejército únicamente asegura los accesos a la ciudad.

No obstante, su presencia no ha podido frenar la ola de violencia que padece Juárez, donde en los siete primeros meses de este año han ocurrido 1.700 asesinatos atribuidos al crimen organizado, un aumento de casi el 50 por ciento respecto al mismo período de 2009, de acuerdo con información oficial y recuentos periodísticos.

900 millones de euros en sobornos

En este sentido, el secretario de Seguridad Pública del Gobierno mexicano, Genaro García Luna, ha revelado que se han hallado nóminas del crimen organizado que demuestran que pagan 1.277,27 millones de pesos mensuales, es decir 15.000 millones al año, unos 889 millones de euros, en concepto de sobornos a policías municipales mexicanos.

Cada agente recibiría entre 4.000 y 5.000 pesos mensuales, entre 237 y 296 euros de sobresueldo. "Es la compensación y es en todo el país", aseguró García Luna, según declaraciones recogidas por el diario 'El Universal'.

En total, hasta 165.510 policías municipales estarían recibiendo estos pagos. El 40,5 por ciento de ellos tiene sueldos de entre 1.000 y 4.000 pesos al mes (entre 59 y 237 euros mensuales), mientras que otro 20,4 por ciento percibe menos de 1.000 pesos mensuales, explicó García Luna durante su intervención en el Foro Internacional Hacia un Modelo Policial para el México del Siglo XXI que se celebra en Puerto Vallarta (Jalisco).

"El déficit salarial de los policías municipales es de 1.277,27 millones de pesos mensuales (...). Eso no lo pagamos y eso es igual a corrupción: ese déficit lo financia el hampa, la parte delictiva. Hoy en el país la policía sigue operando ganando 2.000, 3.000 pesos; es decir, el coche camina y la gasolina alguien la pone", indicó.

El cálculo sólo considera el ingreso mensual que requieren los policías para llevar una vida digna, estimado en 10.000 pesos mensuales, sin considerar uniformes ni gastos de operación, destacó.