www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

Admirados constitucionalistas vascos

Juan José Solozábal
jueves 12 de agosto de 2010, 18:58h
Me escribe Iñaki Uriarte desde Benidorn dándome las gracias por la columna del otro día. Le contesto que yo soy el agradecido por los ratos que la lectura de su estupendo libro me ha deparado: en realidad pienso que se cree que me ha afectado su comentario sobre los constitucionalistas (“ni abertzale que me suena a burro, ni constitucionalista que me suena a catedrático: De nuevo tertium datar”),creyendo que quizás me he podido dar por aludido. Le digo que se olvide de los catedráticos, en realidad se queda corto de lo que pueda pensar del gremio, pero que su comentario sobre los otros constitucionalistas, sí tiene un matiz.

Uriarte `piensa que los excesos de los nacionalistas son más disculpables que los de los antinacionalistas .A quienes no somos nacionalistas nos molestan especialmente los dislates en que incurren los que están ideológicamente cercanos a nosotros. Pero esto no nos puede hacer olvidar que hay bastantes casos de constitucionalistas cuya firmeza ideológica no ha apartado su juicio, ni en las circunstancias personales más difíciles, de la serenidad y el equilibrio. De manera que de sus labios jamás se ha podido oír una palabra de rencor o una expresión de rechazo a la causa espúreamente esgrimida por los que han utilizado la violencia y el asesinato en la disputa política del País Vasco. Son así ejemplo, primero moral, de coraje y consecuencia, pero también intelectual, pues han dedicado su esfuerzo a decir, sin tapujos ni vacilaciones, esto es con lucidez y claridad, lo que verdaderamente pasa. Son finalmente verdaderos patriotas, gente que conoce lo que la lealtad a su comunidad exige, según un afecto que cultiva la dedicación vital, el respeto y la libertad, frente a otros sentimientos que fomentan el exclusivismo o la intransigencia y la imposición. En realidad sin la contribución de esta gente, que pertenece a varios partidos políticos, y, especialmente, engrosa diversos tipos de organizaciones, el cambio político vasco no se habría producido ni podrían considerase como irreversibles determinadas consecuencias del mismo.

Para mí estas buenas gentes constitucionalistas se ejemplifican en nombres como José Ramón Recalde o Maite Pagaza que curiosamente, sobre otros méritos, han dejado como practicantes del género autobiográfico, un testimonio imprescindible de este tiempo difícil vasco en el que vivimos. Las memorias de José Ramón Recalde, Fe de Vida, 2004, reconstruyen, sin duda, la interesante trayectoria desde el punto de vista intelectual y político de un importante personaje, primero de la oposición al franquismo, y después en la construcción de la autonomía vasca. Ofrecen asimismo información de primera mano de lo que era el ambiente intelectual donostiarra, en los años cincuenta y sesenta , en el que vemos a diversas personalidades como Carlos Santamaría, José de Arteche, Manuel Agud, José Miguel Azaola, Luis Martín Santos, Javier Pradera, etc.. Este contexto, aunque el foco en esta ocasión se dirigiese a la figura de don Carlos Santamaría, matemático y animador intelectual de primer orden, él era quien se encontraba detrás de iniciativas como la Conversaciones Católicas de San Sebastián, fue evocado por José Ramón Recalde en su deliciosa intervención en el seminario sobre Pensamiento Político Vasco de posguerra que celebramos hace unas semanas en los cursos de verano de la Universidad Vasca.

Maite Pagaza es una personalidad pública cuyas actuaciones son siempre de una generosidad y una lucidez admirables. Jamás, ni en las circunstancias más adversas o difíciles, pierde la serenidad y la dulzura, verdaderamente cautivadoras. No es de extrañar que quien es capaz de hablar tan bien sea una excelente escritora, como acredita su libro de memorias, Los Pagaza, 2004 donde reconstruye el ambiente familiar y el entorno social de su infancia, y que leí en su día de un tirón. Es de otro tiempo, más reciente y a la vez más difícil que el mío, pero el ambiente de la periferia donostiarra que evoca, me recuerda también peripecias y personajes del Pasajes que yo conocí en mi mocedad…

Juan José Solozábal

Catedrático

Juan José Solozabal es catedrático de Derecho Constitucional en la Universidad Autónoma de Madrid.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios