www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

Apesta la liberación de Vilalta y Pascual

Alejandra Ruiz-Hermosilla
x
ruizhermosillaelimparciales/14/14/26
miércoles 25 de agosto de 2010, 13:47h
Que el secuestrador detenido, encarcelado, extraditado y liberado haya conducido a los secuestrados desde su cautiverio hasta su libertad al volante de un coche en el que los tres viajaban sonrientes es el colmo de la desfachatez (Vea aquí la foto). Es tan indignante para el ciudadano español, tan insultante para cualquiera de nosotros que la sensación de que nos han tomado el pelo supera toda la alegría que la vuelta a casa de Roque Pascual y Albert Vilalta hubiera podido producirnos.

Esta imagen, que no es un detalle sin importancia, pone en evidencia, una vez más, la gestión del Gobierno: una serie de “discretas maniobras” que nos dejan una sensación agridulce por el fin de la tragedia de dos compatriotas y por el pago millonario de un rescate, la puesta en libertad de un terrorista y la imagen de debilidad que nuestro país traslada frente a los secuestradores, ya sean piratas somalíes o franquiciados del terror de Al Qaeda.

La oposición ya ha pedido la comparecencia de María Teresa Fernández de la Vega en el Congreso para explicar las condiciones en las que se ha producido la liberación de los dos españoles, una tarea de la que ha sido, según apuntó el presidente del Gobierno, coordinadora y responsable. Es probable que el PSOE evite esta comparecencia como ya lo hizo con la que el PP pidió de Moratinos y Rubalcaba para dar cuenta del conflicto y los incidentes que con Marruecos se han producido en la frontera de Melilla.

Es el oscurantismo que se excusa en las razones del secreto de Estado y la seguridad nacional. Y es de tal magnitud en España que Rodríguez Zapatero se permite ofrecer conferencias de prensa de tres minutos sin admitir preguntas cuando Al Qaeda libera a dos españoles, dice haber cobrado un pastizal de nuestros servicios secretos y celebra la puesta en libertad de uno de sus terroristas.

El asunto apesta lo mires por donde lo mires y es un desprecio inadmisible por parte del Ejecutivo hacia todos los españoles el que la transparencia, la información detallada, veraz y ágil, y la responsabilidad no hayan aparecido ni por asomo en la gestión del secuestro de Pascual y Vilalta. Es más, su actitud no ayuda en nada a que podamos disfrutar de nuestro derecho a ofrecer y recibir información veraz, especialmente en asuntos de esta delicada relevancia.

Nos nutrimos de otras fuentes porque en este mundo global todos estamos conectados de algún modo y si queremos con todos, y porque algunos periodistas se dejan las pestañas para conseguir la información que el Gobierna nos niega. Y lo hemos hecho con responsabilidad, una vez que los españoles estaban a salvo. Es, por tanto, exigible que el Ejecutivo que nos dé ahora todos los detalles, aunque ya sepamos la mayor parte de ellos, y asuma ante la opinión pública las consecuencias de las decisiones que haya tomado.

¿Cambiaría algo que el Gobierno confirmara que ha pagado un millonario rescate si ya lo sabemos porque Al Qaeda se lo ha contado a las televisiones poniendo en la diana del secuestro a todos los españoles que viajan por el mundo? Sí, cambiaría nuestra democracia porque sería más madura (transparente y responsable) y porque nos trataría como adultos (libres e iguales), que es los que somos. Y eso sería bueno, muy bueno.

Alejandra Ruiz-Hermosilla

Periodista

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios