www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

expulsión de mendigos y delincuentes

La nueva ley de extranjería francesa también podría afectar a los polígamos

martes 31 de agosto de 2010, 15:51h
El presidente francés, Nicolás Sarkozy, reiteró este martes su "voluntad inflexible" de retirar la nacionalidad "bajo ciertas condiciones" a ciudadanos franceses de origen extranjero, en particular a los asesinos de policías y gendarmes, informó un comunicado oficial.
El jefe de Estado francés hizo estas declaraciones en el Palacio del Elíseo, ante cinco policías heridos el pasado 12 de agosto tras ser agredidos en una barriada de Corbeil-Essonnes, al sur de París, precisó la nota.

Aprovechó la ocasión para recordar el conjunto de medidas legislativas que anunció a finales del pasado julio en un discurso pronunciado en Grenoble (sureste).

Precisó entonces que dichas medidas, destinadas a reforzar la represión de las agresiones contra los representantes de las fuerzas públicas, podrían tomar forma "a partir de finales de septiembre", y recalcó hoy su "voluntad inflexible" de que tomen forma "en las próximas semanas".

También hoy el ministro de Inmigración, Eric Besson, anunció en el canal privado LCI que Sarkozy organizará el viernes una reunión de arbitraje sobre las enmiendas destinadas a actualizar la legislación vigente en materia de retirada de nacionalidad.

Por su parte, el ministro del Interior, Brice Hortefeux, desea que la nacionalidad pueda retirarse también por el delito conjunto de poligamia de hecho, robo y abuso de debilidad.

Besson, sin embargo, preferiría que sólo pudiese aplicarse "escrupulosamente para los crímenes más graves" y consideró que matar a un magistrado, un prefecto o un policía, cuando se ha obtenido la nacionalidad francesa, podría ser asimilado a un acto de terrorismo.

Desde que Sarkozy anunciara su plan, en un momento en el que su popularidad era mínima, la polémica no ha dejado de crecer, incluso en el seno de su Gobierno.

La secretaria de Estado encargada de la política de la Ciudad, Fadela Amara, dijo estar contra la ampliación de las condiciones de pérdida de la nacionalidad que prepara el Ejecutivo galo.

En declaraciones a la emisora RTL, recordó que la legislación actual ya prevé la retirada de la nacionalidad para los ciudadanos de origen extranjero condenados por terrorismo o atentado contra la seguridad del Estado.

Francia ante los comisarios
El ministro francés de Inmigración, Eric Besson, ha afirmado este martes en Bruselas que la libertad de circulación no puede ser "incondicional" en referencia a la deportación de miles de gitanos comunitarios procedentes de Rumanía y Bulgaria ordenada por el Elíseo.

"El logro europeo de la libertad de circulación es extraordinario pero no puede ser incondicional ni tampoco un pretexto para la realización de actividades ilícitas y, en particular, el tráfico seres humanos", ha afirmado Besson tras reunirse esta tarde con las comisarias europeas de Interior y Justicia, Cecilia Malmstrom y Viviane Reding.

Besson ha defendido ante Bruselas la compatibilidad de las deportaciones con el derecho comunitario y con "los valores de la República" y ha pedido a la CE cooperación para luchar contra las mafias que trafican con seres humanos y en favor de un plan de integración de la comunidad romaní en los Veintisiete.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+
0 comentarios