www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

Agatha Christie sigue viva

miércoles 15 de septiembre de 2010, 21:16h
En España, con la genial Agatha Christie pasa un poco como con la zarzuela, si admites que lees y que encima te gustan los misterios alumbrados por la mente de la escritora británica, los autoproclamados intelectuales te mirarán por encima del hombro o, como dicen los italianos, “con la puzza sotto il naso”, es decir, con gesto de tener justo debajo de sus narices una peste de lo más insoportable. Aunque los datos sobre la difusión de sus novelas asustan, ya que sigue siendo el autor más vendido de todos los tiempos, nada menos que más de dos mil millones de libros en todo el mundo, lo cierto es que en determinados ambientes, lo “políticamente correcto” es no declararse abiertamente lector, ocasional o asiduo, de las intrigas que la mente de aquella atípica mujer imaginaba de forma prolífica.

Desde que de su pluma naciera el insoportable y misógino detective con cabeza de huevo, Hércules Poirot, en 1920, con la novela titulada “El misterioso caso de Styles”, la pulcra dama vestida en cashmere y tweed ya no paró de tejer sencillas intrigas que invitaban al lector a hacer conjeturas para descubrir al asesino para luego sorprenderle con un inesperado final, a pesar de que siempre insistió en que jugaba limpio con sus lectores, aportando toda la información necesaria para resolver el misterio. Planos del lugar del crimen, notas de amenaza manuscritas, croquis detallado de la ubicación concreta de cada uno de los personajes en el momento en el que se fue la luz y, cómo no, la lista con los nombres, profesiones y relación personal de cada uno de los personajes al principio de cada novela, pero, al final, el mayordomo nunca era el asesino, o, por lo menos, casi nunca. La Reina del crimen escribió en total 80 novelas y diversas colecciones de relatos cortos. En sus 85 años de vida tuvo tiempo también para escribir novelas románticas bajo el seudónimo de Mary Westmacott, así como varias obras de teatro, como La Ratonera, en la actualidad la pieza teatral más representada de la historia. En ella, al caer el telón se pide al público que no desvele el sorprendente final de la historia de los ocho personajes atrapados a causa de la nieve en Monkswell Manor, una casa de huéspedes a las afueras de Londres, a pesar de que en la era de Internet ya no quedan muchos secretos que guardar. De hecho, Wikipedia ha cometido el tremendo sacrilegio de desvelar la identidad del asesino de La Ratonera, provocando con ello que este verano la familia de Agatha Christie se quejara con pesar en el periódico “The Independent”.

Ayer se cumplieron 120 años de su nacimiento, momento álgido de los actos que durante 2010 se han venido celebrando en la tierra natal de la escritora, nombrada en 1971 Dama del Imperio Británico, y ayer, Google sorprendía a los internautas con un Doodle dedicado a la escritora, en el que las letras del buscador observaban el cadáver de una de ellas, preguntándose quién es el asesino. Igual que uno se lo sigue preguntando en la hamaca de la playa o de la piscina cuando relee, un verano más, alguno de los manoseados ejemplares de la Editorial Molino que siguen por casa, aguantando el paso del tiempo igual que lo hacen las historias que contienen. Esta vez, además, convencido de que se acordara, sin duda, de la identidad del asesino, aunque, al final, con lo que más disfrute sea con la dulce frustración de sentirse otra vez “engañado” por la mítica dama de apariencia angelical.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de El Imparcial

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.