www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

Ser periodista en México, un asunto de vida o muerte

viernes 24 de septiembre de 2010, 01:13h
No es desconocido que México es uno de los países más peligrosos para llevar a cabo el ejercicio del periodismo, a la par de Irak, República del Congo o Filipinas. Desde el año 2000 han sido asesinados 65 periodistas mexicanos a manos de la violencia política y criminal que supone vivir en una nación donde la impunidad es la que gobierna. Los narcos, no conforme con hacerse con el control en determinados lugares de los estados colindantes a los EEUU, ahora buscan apoderarse de los titulares, amenazando, extorsionando a los medios de comunicación y secuestrando y asesinando a sus periodistas, con el objeto de que sólo se informe de lo que ellos quieran.

La violencia siempre ha estado latente en México. Los cárteles de la droga, la narcopolítica o la corrupción no es un fenómeno que se produjo de la noche a la mañana. Sin embargo desde que el Ejecutivo de Felipe Calderón le declaró la guerra a los narcotraficantes, la situación se ha vuelto virulenta e insostenible, convirtiendo al país en un frente de guerra similar a los que tienen lugar en Oriente Medio y Persia, en donde los profesionales de la comunicación, no se convierten en un “daño colateral”, si no un objetivo a abatir.

El Diario de Juárez tituló su editorial del lunes con la sencilla pregunta: “¿Qué quieren de nosotros?”. Un simple interrogante que abre una valiente reflexión acerca de una nación que ha perdido el rumbo cívico e institucional, a causa de la amoralidad del crimen organizado y las redes de corrupción política, diseminando el miedo a hablar y a plantar cara a la masacre sistemática de una sociedad que tiene el derecho de salir a la calle sin el temor a que la acribillen a balazos y a informarse de lo que ocurren a su alrededor.

Mientras el valor por defender la libertad de expresión supere el miedo que supone ser “el siguiente de la lista en caer”, los medios de comunicación se mantendrán firmas y dispuestos a no callar ante la injusticia de la narcopolítica.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de El Imparcial

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.