www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

Dilma no obtuvo el 50% necesario para ganar en la primera vuelta

Rousseff y Serra van a "duelo electoral" por la presidencia de Brasil

lunes 04 de octubre de 2010, 08:20h
La candidata oficialista a la Presidencia de Brasil, Dilma Rousseff, quien obtuvo en las elecciones celebradas un 46,7 por ciento de los votos, afirmó que encarará "con mucha garra y energía" la segunda vuelta ante el opositor José Serra, que logró un 32,6 por ciento, quien por su parte celebró la ida a un balotaje que podría dificultarle la entrada a Rouseff al Palacio de Planalto.
"Considero esta etapa un momento muy especial en mi vida", dijo la abanderada del Partido de los Trabajadores (PT), ungida candidata por el presidente brasileño, Luiz Inácio Lula da Silva, a quien le dedicó un "agradecimiento muy especial" por el apoyo que le ofreció en la campaña para la primera vuelta electoral.

En un breve pronunciamiento ante periodistas, en el que no fueron aceptadas preguntas, Rousseff mantuvo que en la segunda vuelta que deberá disputar con Serra el próximo día 31 de octubre tendrá "oportunidad" de "detallar mejor" sus propuestas para "la erradicación de la miseria y el desarrollo del país con elevadas tasas de crecimiento".

La candidata del PT afirmó que esas propuestas apuntan a "lograr que los 190 millones de brasileños puedan disfrutar las riquezas del país" y que el crecimiento económico sirva para "garantizarle a todo el conjunto de la sociedad unas condiciones de vida adecuadas".

Rousseff, que se mostraba visiblemente cansada tras la intensa jornada electoral, valoró el hecho de que los comicios se realizaron "dentro de la más absoluta normalidad", lo que supone "un momento importante para la vida democrática del país".

La candidata del PT votó a primera hora en la ciudad de Porto Alegre (sur) y luego se trasladó a Brasilia, donde su partido tenía la intención de organizar una gran fiesta para celebrar su posible victoria en la primera vuelta, que había sido prevista por algunos sondeos de opinión.

Sin embargo, las urnas dieron otro mensaje tanto en la elección presidencial como en la de gobernador de Brasilia, para la cual el PT postuló al ex ministro de Deporte Agnelo Queiroz, quien como ella se quedó a las puertas de ganar en el primer embate.

Queiroz obtuvo el 48,41 por ciento de los votos y tendrá que disputar una segunda elección frente a Weslian Roriz, que recibió el 31,50 por ciento. La fiesta que el PT tenía preparada para celebrar los posibles triunfos de Rousseff y Queiroz en la capital, para la que el partido había pedido incluso refuerzo policial, fue cancelada sin mayores explicaciones.

Celebración en el PSDB

PIE DE FOTO El opositor José Serra celebró su paso a la segunda vuelta de las elecciones presidenciales brasileñas, resultado que atribuyó a la fuerza del pueblo que creyó en su candidatura y no en lo que decían las encuestas.

"Mis primeras palabras son de profundo agradecimiento al pueblo brasileño por la fuerza que me dio en esta elección. Estoy muy feliz, pero no sorprendido porque sabía de la fuerza que el pueblo nos iba a dar hoy", exclamó Serra en un discurso en Sao Paulo, en el que hizo alusión a los sondeos que lo daban como perdedor.

"No fueron los sondeos, fue el pueblo brasileño el que me trajo hasta aquí", destacó el político en un mensaje para decenas de seguidores que acompañaron los resultados electorales.

El candidato del Partido de la Social Democracia Brasileña (PSDB), que se había desinflado en las encuestas durante la campaña, obtuvo hoy el 32,74 por ciento de los votos y ganó el derecho a disputar una segunda ronda frente a la aspirante oficialista, Dilma Rousseff, del Partido de los Trabajadores (PT), que consiguió el 46,79 por ciento.

Para cautivar el apoyo de la mayoría de los 135 millones de electores que escogerán al sucesor del presidente Luiz Inácio Lula da Silva, Serra ofreció su "vida limpia" y su "biografía", como político y administrador. "Vamos a sacar las cosas del papel y hacerlas realidad", apuntó el líder socialdemócrata, quien dijo también que tenía "sólo una cara", un rostro que para al menos su esposa, la chilena Mónica Serra, era "bonito".

Para consolidar su eventual triunfo, el economista de 68 años hizo un llamado "a los partidos, a los políticos y a los brasileños y brasileñas de bien" para construir juntos "un Brasil mucho mejor de lo que ya está". La libertad de prensa, el respeto a los poderes "en su integridad y forma" y construir una economía fuerte "que garantice el empleo", fueron algunas de las consignas citadas por el candidato.

En su discurso, Serra destacó la "acogida electoral" que recibió y reiteró el compromiso de trabajar por un "Brasil, fuerte, generoso, con más seguridad y menos miseria".

"Vamos a la lucha y vamos a la victoria con los mismos ideales democráticos que nos trajeron hasta aquí. Cogidos de las manos, con la cabeza erguida y el corazón leve vamos a caminar para la victoria, con el corazón 'verde-amarelo', por la Presidencia y por Brasil", puntualizó. Serra irá a una segunda vuelta presidencial por segunda vez en su vida. La anterior fue en 2002, cuando fue derrotado por el actual presidente Luiz Inácio Lula da Silva.

En el acto de esta noche, Serra estuvo acompañado por otros políticos del PSDB, entre ellos el senador electo Aloysio Nunes, el más votado del país; el gobernador de Sao Paulo, Alberto Goldman, y el gobernador electo hoy, Geraldo Alckmin, así como por su compañero de fórmula presidencial, el diputado Antonio Indio da Costa.

PIE DE FOTOBebeto y Romario: diputados

Asimismo lo ex futbolistas brasileños Romario y Bebeto, compañeros en la delantera del campeón mundial en 1994, fueron elegidos diputado federal y regional por Río de Janeiro, respectivamente, según datos oficiales.

Romario obtuvo 146.859 votos, equivalentes al 1,84 por ciento del total del estado de Río de Janeiro, con lo que se garantizó un escaño en la Cámara de Diputados, según los datos definitivos divulgados por el Tribunal Superior Electoral (TSE).

El máximo goleador de Brasil y mejor jugador del Mundial de 1994, fue postulado a diputado por el Partido Socialista Brasileño (PSB) y en su primera aventura electoral logró la sexta posición entre 821 candidatos del estado de Río de Janeiro.

Bebeto, del Partido Democrático Laborista (PDT, sigla en portugués), sumó 28.328 votos (el 0,34 por ciento), lo que lo convirtió en el sexagésimo segundo más votado entre 1.643 aspirantes para la Asamblea Legislativa de Río de Janeiro, que tiene 70 escaños.

Romario manifestó este domingo, poco después de votar, su deseo de restablecer en el campo político la exitosa sociedad que tuvo con Bebeto en las canchas. La votación del ex jugador del Barcelona y del Valencia español, sin embargo, fue inferior a la que le proyectaban los sondeos de intención de voto.

Las encuestas pronosticaban que Romario sería el candidato a diputado federal que más votos obtendría en Río de Janeiro al lado del ex gobernador Anthony Garotinho, que en efecto fue el más votado, con 694.862 votos, equivalentes al 8,69 por ciento del total.

Además de Romario y Bebeto, otros futbolistas que aspiraban a mandatos como legisladores eran el delantero Tulio Maravilha y el portero Harlei, aún activos, que no lograron sus objetivos.

También disputaban las elecciones futbolistas como los ex porteros Joao Leite, que integró la selección brasileña en la década de 1980, y Danrlei, campeón de la Copa Libertadores de 1995 con el Gremio de Porto Alegre y el volante Vampeta, campeón con Brasil en el Mundial de 2002, y el centrocampista Ademir da Guía, ídolo histórico del Palmeiras.

En la lista también figuraba el legendario delantero Roberto Dinamite, ex jugador de la selección brasileña y del Vasco da Gama, club que preside actualmente, y que aspiraba a ser reelegido como diputado a la Asamblea Legislativa de Río de Janeiro.

PIE DE FOTOUn payaso, el más votado

Francisco Everardo Oliveira Silva, conocido como el payaso 'Tiririca', candidato del Partido de la República (PR) por el estado de Sao Paulo, fue el aspirante a la Cámara Baja más votado de Brasil en las elecciones celebradas este domingo, según los datos oficiales publicados por el Tribunal Superior Electoral (TSE) con más del 90 por ciento de las urnas escrutadas.

'Tiririca' obtuvo 1.237.855 votos, un 6,3 por ciento de las papeletas emitidas en el estado, frente a los 525.000 recibidos por Gabriel Chalita, del Partido Socialista Brasileño (PSB), segundo candidato más votado en Sao Paulo.

En Río de Janeiro, el candidato y compañero de partido de 'Tiririca', Anthony Garotinho, se situó en primer lugar con 655.370 votos, seguido de Chico Alencar, del Partido Socialismo y Libertad (PSOL), quien obtuvo cerca de 239.000 votos. El ex futbolista Romario, del PSB, quedó como el séptimo candidato más votado por Río de Janeiro para la Cámara de Diputados brasileña.