www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

La pericia de la justicia

jueves 07 de octubre de 2010, 23:44h
Hace no mucho, Cándido Conde Pumpido se refería a la corrupción en España afirmando que ésta afectaba por igual a todos los partidos políticos. Tenía razón el Fiscal General del Estado aunque, en honor a la verdad, habría que hacer alguna que otra consideración. Sobre todo, en lo que respecta a los casos vinculados al PP. Por desgracia para el partido de Rajoy, no son pocos. Además, los indicios que han ido apareciendo en muchos de ellos no auguran nada bueno para los intereses del Partido Popular. Y es un error patético, típico de la estulticia de esos “encuesteros” que tienen sorbido el seso a los políticos de nuestros días, pensar que la corrupción “no da muy alto” en los sondeos: porque esto de la democracia exige de la virtud republicana y de una ejemplaridad moral.

Pero también es cierto que muchas de las actuaciones judiciales que se han llevado a cabo para esclarecer presuntos escándalos de corrupción se han basado en informes policiales -y lo que es aún más grave, del Ministerio Público- cuando menos cuestionables. Tan es así, que muchas de estas actuaciones han acabado en sobreseimientos, inadmisiones o rechazos vía providencia que han revelado lo exagerado de ciertas “revelaciones” periodísticas”. A propósito de los autores de semejantes “informes”, se da la circunstancia de que uno de los mandos policiales responsable de su elaboración se ha visto salpicado por el caso “Malaya”, aunque ya desde hacía tiempo destacados dirigentes populares habían detectado un exceso de celo en su proceder. Pero no es el único. Desde hace ya tiempo, viene observándose una diligencia ejemplar por parte de fiscales y policías judiciales a la hora de recabar pruebas que incriminen a personas vinculadas al PP; diligencia que contrasta con la parsimonia con que lo hacen si de lo que se trata es de investigar al entorno del PSOE. En un Estado de Derecho, todos hemos de ser iguales ante la ley. Y eso equivale a que no se persiga obsesivamente a unos y se haga la vista gorda con otros. Dicho esto, los dirigentes del PP deberían pensar más en limpiar drásticamente su propio partido, en lugar de disparar contra el mensajero y cuestionar las instituciones con generalizaciones sin pruebas.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de El Imparcial

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.