www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

jugadores famosos por su dureza

Los 'carniceros' del fútbol vuelven a las portadas

domingo 10 de octubre de 2010, 13:24h
La agresión de Nigel de Jong sobre el francés Ben Arfa vuelve a sacar a la luz a esos defensas cuyas entradas se acercan más al código penal que al reglamento deportivo.
La pasada semana, una entrada del jugador del Manchester City Nigel de Jong sobre el francés Ben Arfa dio la vuelta al mundo. La acción del holandés le provocó a su víctima la rotura de la tibia y el peroné. El árbitro por su parte, no consideró la acción digna de una amonestación. Así pues, mientras el holandés siguió disputando el partido a Ben Arfa se le asistía con oxígeno para aguantar el dolor.

Para los aficionados españoles, Nigel de Jong no es un desconocido. Durante la final del Mundial de Sudáfrica fue el autor de la patada en el pecho de Xabi Alonso. En esa ocasión, el árbitro también se mostró condescendiente con el protagonista y tan sólo vio la amarilla. Meses más tarde, Howard Webb reconoció que debió expulsarle. Curiosamente, a pesar de la agresividad manifiesta del marcador holandés, siempre le ha acompañado una especie de suerte arbitral ya que nunca ha visto una tarjeta roja en su carrera deportiva. Y eso que ha pasado por la liga holandesa, alemana e inglesa, además de disputar encuentros internacionales.

Otro amigo de los comités es el italiano Marco Materazzi. Como De Jong, saltó al estrellato en otra final mundialista, la de 2006, cuando provocó a Zidane con unas palabras sobre su hermana y recibió uno de los cabezazos más famosos de la historia. En esa ocasión no fue el autor de la agresión, pero en el siguiente vídeo que circula por internet se pueden observar sus artimañas para deshacerse de los delanteros molestos.

En España, no hace falta echar la vista atrás para acordarse del ensañamiento del defensa del Real Madrid, Pepe, con Casquero. El Comité de Competición castigó al portugués con diez partidos de sanción por su agresión injustificada sobre el jugador del Getafe.




De regreso a la Premier, el que fuera capitán del Manchester United, Roy Keane, protagonizó una de las historias más salvajes que se recuerdan. En 1997, durante un partido entre los 'diablos rojos' y el Leeds United, Keane se lesionó al fallar en una entrada sobre el jugador noruego Haaland. A pesar de que no tuvo nada que ver, el irlandés juró venganza. Tardaron en reencontrarse cuatro años, pero Keane no lo había olvidado. Haaland jugaba ahora para el Newcastle, último equipo en el que militaría ya que la agresión que le propinó Keane provocó su retirada del fútbol debido a la gravedad de su lesión.



¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de El Imparcial

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.