www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

la bandera venezolana no desfila

Los ciudadanos abuchean a Zapatero y el Gobierno les acusa de ser "de extrema derecha"

martes 12 de octubre de 2010, 10:31h
Ni la limitación de invitados ni el viento que incomoda a los asistentes al desfile del Día de la Fiesta Nacional han logrado impedir que el presidente del Gobierno, tal y como el Ejecutivo se temía, haya sido recibido con abucheos y gritos a su llegada a la Plaza de Lima. La ministra de Defensa también ha sufrido el mismo recibimiento y voces críticas han afirmado que la limitación de invitados este año pretendía evitar a Zapatero más reproches sobre sus políticas en un acto público en un día en que, desde 2005, los abucheos al Gobierno son también un clásico.
Los Reyes han llegado hoy pasadas las 10:30 horas a la plaza de Lima de Madrid para presidir el desfile militar con motivo de la Fiesta Nacional, y han sido recibidos por el jefe del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, quien ha sido objeto de silbidos y abucheos por una parte del público.

Zapatero, gran parte de sus ministros y otras autoridades del Estado se encontraban desde minutos antes en la zona y han estado departiendo entre ellos a la espera de la llegada de don Juan Carlos, doña Sofía, los Príncipes y el resto de la Familia Real.

El jefe del Ejecutivo ha escuchado gritos de "fuera, fuera" y "Zapatero dimisión" cuando se dirigía a recibir al Rey al pie del coche en el que se desplazaba el Monarca, quien ha pasado revista a las tropas que le han rendido honores y ha saludado posteriormente a a los representantes de las instituciones que se han dado cita en Madrid para asistir al desfile.

Don Juan Carlos se ha detenido unos momentos con la titular de Sanidad, Trinidad Jiménez, con la que ha departido brevemente antes de continuar los saludos, y ha tenido también una breve conversación con el presidente de Cantabria, Miguel Ángel Revilla.

El Gobierno se defiende de los abucheos
Por su parte, el portavoz del PSOE en la comisión de Defensa del Congreso, Jesús Cuadrado, ha denunciado hoy que "grupos radicales de extrema derecha" se han organizado para abuchear y silbar al jefe del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, durante el desfile militar con motivo de la Fiesta Nacional.

Cuadrado, en declaraciones, ha asegurado que los integrantes de estos grupos se han situado estratégicamente y con mucha antelación al inicio del desfile con el único objetivo de abuchear a Zapatero.

En esta misma línea, fuentes de la organización del Desfile han explicado que los pitidos a Zapatero no han sido generalizados y se han localizado en puntos muy concretos del recorrido.

Han precisado que partían de grupos organizados y coordinados que han utilizado las redes sociales y mensajes SMS para proferir sus gritos y abucheos contra el presidente del Gobierno, incluso en los momentos más íntimos como el homenaje a los caídos.

Jesús Cuadrado ha subrayado que la opinión pública debe conocer estas prácticas de la extrema derecha, a la que ha acusado de hacer un uso espurio de la Fiesta Nacional.

"Lo que más nos preocupa a los socialistas es que puedan llegar a dar la imagen de que quien protagoniza la Fiesta Nacional es la extrema derecha", ha añadido antes de calificar de "miserable" su actitud por intentar hacerse notar especialmente en un momento de silencio como el homenaje a los caídos por España.

Los gritos en ese momento son, a su juicio, una falta de respeto a todos, empezando por las propias víctimas y sus familiares.

Cuadrado ha confiado en que el PP "tenga la inteligencia suficiente" como para desmarcarse claramente de esas actitudes y no caiga en la "tentación" de utilizarlas.

Respecto a la ausencia de la bandera de Venezuela del desfile (cuando estaba previsto que estuviera presente como uno de los nueve países que celebran el bicentenario de su independencia), se ha limitado a señalar que las razones habrán sido explicadas y a destacar la concordia entre España y los países latinoamericanos.

Venezuela no ha desfilado

La bandera de Venezuela no ha desfilado en la parada militar por la Fiesta Nacional, pese a que este país había sido invitado a participar junto a otras ocho naciones iberoamericanas con motivo del Bicentenario de sus independencias, que se celebra este año.

Pese a que desde un primer momento se anunció que serían nueve las enseñas nacionales que desfilarían por el Paseo de la Castellana, sólo se pudo ver a las banderas y estandartes de Argentina, Chile, Colombia, Ecuador, El Salvador, Paraguay, Bolivia y México.

Por el momento se desconoce el motivo de la ausencia de Venezuela.

El paso de militares de estos países junto al desfile terrestre era una de las novedades de la Fiesta Nacional este año, en el que nuevamente se han repetido los silbidos y gritos al presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero.

Por su parte, según comunicó la Embajada de Venezuela al Ministerio de Defensa el abanderado venezolano no ha podido desfilar en la parada militar celebrada en Madrid con motivo de la Fiesta Nacional porque ha sufrido "una indisposición".

En concreto, las mismas fuentes explicaron que el Ministerio recibió esta mañana entre las 9.00 y 9.30 horas, una hora antes del comienzo del desfile, una llamada oficial de Venezuela en la que le informaba de que el abanderado venezolano no podría desfilar porque "estaba indispuesto".

El homenaje a la bandera ha dado inicio a los actos de la Fiesta Nacional, que continuarán con el desfile militar y una recepción de los Reyes en el Palacio Real.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios