www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

POR LIBRE

[i]Mujeres al poder[/i]

miércoles 03 de noviembre de 2010, 08:23h
Creen los sociólogos que las mujeres desbancarán del poder a los hombres en una o dos generaciones. Quizás antes.

La victoria de Dilma Rouseff, que acaba de convertirse en la primera presidenta de un país tan machista como Brasil, demuestra que la carrera ha comenzado. Pero la nueva presidenta no es un capricho de Lula, pese a ser su heredera. El popular ex presidente brasileño la nombró ministra de Energía y Presidencia, dos de las carteras más importantes y complejas y logró unos resultados impecables. Fue uno de los bastiones de Lula, que dejó el poder con un 80 por ciento de popularidad. Y hoy Dilma Rousseff ha arrollado a su contrincante político José Serra con 11 puntos de diferencia.

Las memeces de la igualdad de Zapatero, con Ministerio incluido, se estrellan con la realidad. Es verdad que en buena parte del mundo, Oriente y los países musulmanes sobre todo, los hombres maltratan, dominan, humillan y asesinan a las mujeres si intentan sacar la cabeza del agujero. Y todavía en Occidente, cuando una mujer demuestra su inteligencia, su talento y sus dotes de mando, el complejo de muchos hombres las relegan a un segundo plano.

Pero en política, en el máximo poder, las mujeres están demostrando que lo ejercen tan bien, o tan mal, como los hombres. Que no se trata del sexo, si no del talento, de la eficacia, del esfuerzo.

En España, por ejemplo, Beatriz Corredor o Aído han sido tan malas ministras como Caldera o Corbacho. Esperanza Aguirre gobierna con inteligencia y eficacia la Comunidad de Madrid y ha plantado cara a Zapatero con más valentía y coraje que el propio Rajoy. De hecho, ha sido la mejor oposición al Gobierno socialista. Muchos en el PP todavía se lamentan de que no hubiera encabezado el cartel electoral en 2008, pues creen que se habría llevado por delante a Zapatero.

Angela Merkel, en plena crisis, ha convertido de nuevo a Alemania en el auténtico motor económico europeo. A Zapatero ya le ha dado unas cuantas lecciones y otros tantos pescozones. Margaret Thatcher, pionera en estas lides, no se arrugó a la hora de enviar la Armada británica a recuperar Las Malvinas y los conservadores todavía la echan de menos.

En la Universidad española, las mujeres superan con creces a los hombres. Según las estadísticas obtienen las mejores calificaciones nada menos que por un 70 por ciento. Son más responsables, más estudiosas y sobre todo, están más centradas en sus estudios. Los chicos universitarios se sienten peleles a su lado.

En el periodismo español, todavía muy dominado por los hombres, las mujeres llevan mucho tiempo demostrando que su condición femenina no es un obstáculo para ejercer la profesión. Unos ejemplos cercanos: Blanca Berasategui es la periodista más influyente en el mundo cultural. Dirige el suplemento El Cultural, fundado por el maestro Anson, desde hace 20 años y nadie la tose en su mundo. Cristina López Schlichting, al poco de entrar en ABC, se lanzó a recorrer el mundo como reportera jugándose el tipo en países en guerra, ha dirigido con gran éxito La Tarde de la Cope, al igual que triunfa ahora en su nuevo programa. Y Esther L. Palomera se conoce mejor que nadie los pasillos del Congreso de los Diputados y como tertuliana es de temer en un duelo, da igual con hombres que con mujeres.

Se acabaron las patrañas machistas y feministas. Y como nos descuidemos, los hombres nos convertiremos, en el mejor de los casos, en objetos o en floreros.

Los hombres tendremos que atarnos los machos.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de El Imparcial

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.