www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

Medicina ante el nuevo curso

jueves 04 de noviembre de 2010, 13:52h
En el actual curso académico 2010/11, ha iniciado sus estudios la XXXIII Promoción de la Facultad de Medicina, la II del nuevo “Plan Bolonia”, del EEES (Espacio Europeo de Enseñanza Superior), constituida por los 140 alumnos que completan el “numerus clausus” del Centro, y que han alcanzado la nota promedio más elevada entre la astronómica cifra de 2.900 aspirantes, la mayor conocida hasta ahora. Año tras año va subiendo la nota de corte, lo que hace que nuestros estudiantes sean teóricamente los mejores de la Enseñanza Media. Es evidente el atractivo que Medicina ejerce sobre ellos para considerarla como su primera opción, a pesar de ser la carrera más larga, 6 años de Grado y 4 a 5 años de especialización MIR, es decir, deben pasar 10 a 11 años como mínimo antes de que puedan ejercer como Médicos.


El sin duda polémico Plan Bolonia ha supuesto un cambio fundamental en la enseñanza universitaria, que queda centrada así en el auto-aprendizaje del alumno y en la adquisición de habilidades, destrezas y actitudes, fundamentalmente de tipo práctico, que faciliten con mayores garantías de éxito, la inmersión posterior del Graduado en el mundo laboral, es decir, la profesionalización del estudiante. Sin embargo, no debe olvidarse que la ahora denostada lección magistral tiene más que demostrada su utilidad y eficacia, al hacer énfasis en la necesidad de adquirir conocimientos sólidos en cada materia. Para nosotros hay que buscar el equilibrio entre ambas opciones. Es imposible llegar a ser un buen médico sin poseer una sólida formación teórica, eso sí, complementada con la adquisición de las habilidades prácticas mencionadas.

Por todo ello, debe instarse a los alumnos a estudiar no solo “para aprobar”, sino también “para saber”, buscando siempre la excelencia en su formación como futuros médicos. El médico no trata con “cosas”, sino con personas enfermas, a las que debe ofrecer en todo momento los más recientes avances médicos ya consolidados, y para ello debe “estar siempre al día”, mediante el hábito adquirido de seguir estudiando durante toda la vida.

Para ayudar a conseguir estos objetivos, la Facultad ofrece a sus alumnos un cuerpo docente de profesores muy motivados y unas instalaciones, que aunque muy mejoradas recientemente con el Aula de habilidades clínicas, que cuenta con simuladores-robots muy sofisticados, única en nuestro país, que les permite practicar sin molestar al paciente real, y con una valiosa Aula de videoconferencias, que les abre a la red hospitalaria regional, nacional y mundial, adolecen de problemas de seguridad y sobre todo de capacidad: apenas caben ya los 1.200 alumnos del Centro (incluidos los Grados de Fisioterapia y Enfermería), con la dificultad diaria para compaginar horarios y aulas para todos ellos. De aquí que esperemos con ansiedad el inicio de la construcción del nuevo edificio, una vez culminado el magnífico proyecto de los arquitectos ganadores del concurso, y que según todas las evidencias, será una Facultad de referencia europea, dicho esto sin ninguna exageración.

Además, las prácticas de nuestros alumnos de las tres titulaciones, están bien garantizadas en calidad y suficiencia, al disponer para ello, gracias al Convenio UEx/Consejería de Sanidad, de la totalidad del Complejo Hospitalario Infanta Cristina y Centros de Salud del SES en el área de Badajoz, a los que esperamos incorporar pronto a los Hospitales de Cáceres capital y de las restantes áreas de las dos provincias. En estos Centros, que son del máximo nivel, encontrarán nuestros alumnos a excelentes profesionales en cada una de las distintas disciplinas médicas y quirúrgicas (Profesores Vinculados, PACS, CHUs, MIR), que sin duda estarán deseosos de ayudarles y también de exigirles, para que las prácticas sean realmente útiles. En gran medida la Medicina se aprende a la cabecera del enfermo: visita médica, consultas externas, quirófanos, guardias, sesiones clínicas, etc.

Por su parte, el estudiante, debe ejercer ya de “universitario”, con todo lo que ello implica, y buscar siempre la excelencia. No debe estudiar solo por apuntes, sino ampliar las explicaciones del profesor en el aula y en las prácticas, profundizando en libros y revistas médicas. Su reconocida familiaridad con Internet facilitará mucho este proceso. Es aconsejable que vayan adquiriendo este hábito de lectura con la considerada mejor revista médica del mundo: “The New England Journal of Medicine”, disponible de forma gratuita en la web de nuestra Facultad, y así entrar en contacto con la medicina basada en la evidencia, que deberá ser la futura guía de su actividad profesional. Naturalmente que está escrita en inglés y es que deberán esforzarse en dominar este idioma universal, que les abrirá muchas puertas y facilitará su formación. También resulta de gran utilidad completar sus estudios acudiendo un año académico a otra Facultad europea o nacional, mediante los programas Erasmus/Séneca o similares, lo que ampliará sin duda sus horizontes.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (3)    No(0)

+
0 comentarios