www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

La semana pasada el Ejecutivo envió a Moratinos como ex ministro a Argel

El Gobierno vuelve a relegar a Trinidad Jiménez y envía a Rubalcaba a negociar con Marruecos

lunes 15 de noviembre de 2010, 20:42h
El papel de Trinidad Jiménez como ministra de Asuntos Exteriores está cada vez más cuestionado. La recién nombrada jefa de la diplomacia española ha estado ausente durante la grave crisis que el Sahara Occidental ha vivido tras la intervención del Ejército marroquí. La semana pasada fue Moratinos el que acudió como representante de Zapatero a Argelia para rebajar la tensión. Este martes, será el vicepresidente Rubalcaba quien se reunirá con el ministro del Interior marroquí. En la agenda de Jiménez, sin embargo, no está previsto ningún encuentro con su homólogo alauita.
El vicepresidente primero del Gobierno y ministro del Interior, Alfredo Pérez Rubalcaba, se entrevistará este martes con el titular de Interior marroquí, Taib Charkaui, que devuelve en plena crisis del Sahara Occidental la visita que el primero hizo a Rabat tras los incidentes en la ciudad de Melilla.

Con esta actuación, el Gobierno vuelve a poner en duda el papel de la ministra de Asuntos Exteriores, Trinidad Jiménez, después de que la semana pasada fuese el ex ministro Moratinos el que acudiese a Argelia como representante de Zapatero para rebajar la tensión.

La ministra ha vivido casi toda la crisis en el Sahara Occidental de viaje oficial por Latinoamérica y no hay presvista en su agenda ninguna acción o reunión con las autoridades del país vecino.

El encuentro entre Rubalcaba y Charkaui tendrá lugar a las 12:30 horas en el Ministerio del Interior y después del mismo no está prevista la celebración de una rueda de prensa conjunta, según la convocatoria enviada a los medios por este departamento.

La visita del ministro marroquí coincidirá con la "ofensiva" que la oposición lanzará mañana en el pleno del Senado para pedir explicaciones al Gobierno por su actitud ante los sucesos ocurridos en El Aaiún tras el desmantelamiento de un campamento saharaui y la prohibición de entrada al Sahara Occidental de periodistas españoles.

A estos hechos se une la muerte del ciudadano español Baby Hamday Buyema en los disturbios de la capital saharaui y las críticas del Gobierno de Rabat al presidente del PP, Mariano Rajoy, al que acusa de hacer declaraciones que atentan contra la integridad territorial de Marruecos por decir que el jefe del Ejecutivo, José Luis Rodríguez Zapatero, "abdica" de sus responsabilidades en el Sahara.

El pasado 23 de agosto, Rubalcaba viajó a Rabat tras los incidentes ocurridos durante el verano en la ciudad de Melilla y fue recibido por el rey Mohamed VI, además de entrevistarse con Charkaui.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de El Imparcial

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.